“Estoy enfermo”. Deja de ser un tabú. Kiko Hernández y todo Sálvame, en shock

stop

El colaborador del espacio de Telecinco se preocupa por un compañero que lo cuenta todo

Kiko Hernández amenaza

30 de enero de 2020 (15:06 CET)

Aunque es de otra cadena, Kiko Hernández no ha podido evitar preocuparse por el estado de salud de Jordi Évole. El pasado miércoles 29 de enero Jordi Évole visitó por enésima vez el plató de El Hormiguero para presentar su nuevo programa, Lo de Évole. El espacio se estrenará el próximo domingo 2 de febrero a las 21:25 horas en la Sexta. En estas nuevas entregas, el periodista entrevistará a reclusos y exreclusos como Sandro Rossell, Francisco Granados o Oriol Junqueras, entre otros. Su intención es mostrar la vida dentro de una cárcel a través de personas que son conocidas para el gran público.

Premeditado o no, Évole dio un pequeño susto al presentador y a los más de dos millones de espectadores que estaban viendo el programa en ese momento. Al invitado le dio un ataque de risa y simuló sufrir un pequeño desmayo. Un ejemplo de lo que podría pasarle realmente debido a la cataplexia que padece el periodista.

Évole Motos

Todo sucedió cuando Pablo Motos y Jordi Évole decidieron compartir con la audiencia algún pequeño delito que hubiesen cometido en su juventud o actualidad. "Les dije que era un trabajo para la universidad porque estaba estudiando periodismo y me soltaron", relató Jordi, al recordar cuando le pillaron robando "la banda sonora de la película 'Barrio'".

Tras su anécdota Pablo Motos compartió el intento de robo de una revista. "Iba con un amigo que se llamaba Justicia", confesó el presentador. Évole no podía dejar de reír. "A ver si te vas a desmayar", comentó el presentador algo asustado por si eso sucedía. Évole se tumbaba sobre su brazo, en la mesa, entre risas y Motos perdió la sonrisa.

"Si, sí, me ha dado un poquito, pero me estoy curando. Es lo de la cataplexia", confesó Jordi, al reincorporarse, tras lo cual desveló que "ahora me desmayo menos porque me medico, pero sí, me desmayo un poquito".

El periodista descubrió su enfermedad en El Hormiguero en su última visita y desde entonces ha contado que cada vez que le ven por la calle o ven a sus padres les preguntan por su estado de salud. "Hay una tendencia a pensar que tengo una enfermedad terminal", comentó Jordi, con ironía. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad