Este privilegio de Kiko Hernández en Sálvame desata los celos de Gema López y Lydia Lozano

El colaborador del programa se pone en el rol de presentador tras la ausencia de Jorge Javier Vázquez y Paz Padilla

Fotografía: Este privilegio de Kiko Hernández en Sálvame desata los celos de Gema López y Lydia Lozano » Diario Gol
Fotografía: Este privilegio de Kiko Hernández en Sálvame desata los celos de Gema López y Lydia Lozano » Diario Gol

Con la ausencia de Jorge Javier Vázquez por sus vacaciones de verano, Kiko Hernández ha tomado el control de Sálvame. El colaborador se siente como pez en el agua con la conducción del programa. Se nota que los medios de comunicación son lo suyo sino no habría conseguido un vendedor de pisos el gran éxito que ha cosechado. Empezó en GH 3, donde se dio a conocer, y después recibió su gran oportunidad en Crónicas Marcianas con Xavier Sardá. Su gran papel fue en Sálvame, donde lleva casi 12 años vinculado al espacio. ¿Estamos ante el nuevo Jorge Javier Vázquez? Hay espectadores que creen que Telecinco podría darle una oportunidad y ponerlo de presentador de algún programa o reality. 

Jorge Javier Vázquez, Paz Padilla y Carlota Corredera, o cualquiera de los colaboradores que se ponen durante una hora en el rol de presentadores usan pinganillo. El director del formato les va dirigiendo. Toca publicidad, sorteo, vídeo o pregunta. Desde detrás de las cámaras se ve todo mejor. 

Kiko Hernández pinganilloPues bien, Kiko Hernández es la única persona del plató que escucha todas las órdenes que dan a los colaboradores porque él también lleva pinganillo. ¿Y por qué este privilegio? Os lo contamos. 

El pinganillo es una discreta herramienta que se coloca en el oído y con el que se tiene contacto con la dirección del programa. Desde ahí te dan órdenes y algún chivatazo. Algo que solo se reserva a los presentadores. Algunos compañeros como Lydia Lozano o Gema López se han enfadado por este favoritismo. En más de una ocasión le ha espetado: «Claro, es que tú llevas pinganillo». 

Sin embargo hay una lógica aplastante por la que la dirección del programa le ha concedido el pinganillo. El colaborador es uno de los más queridos y deseados. Gracias a su amplia agenda de contactos siempre tiene alguna exclusiva y por eso debe de estar conectado con los de arriba. 

Desde el pinganillo, una persona que ha trabajado con ellos, asegura que «le dicen que meta caña, que vaya a saco a por el personaje de turno. Normalmente, el blanco suele ser Lydia Lozano. Cuando se mete con ella, la mayoría de las veces es porque se lo dicen por el pinganillo, para dar juego”, señala. 

Pero no es el único, resulta más sorprendente si cabe que lo lleve Rafa Mora. Las altas esferas de Telecinco decidieron seguir los mismos pasos que con Kiko Hernández. 

Publicidad