¡Escándalo sonado! Jordi Cruz (MasterChef) se mete en un lío muy feo en Barcelona

stop

El joven cocinero y jurado del talent show de TVE ve peligrar su oficio

MasterChef Jordi Cruz

03 de febrero de 2020 (18:09 CET)

Jordi Cruz se ha convertido en uno de los rostros más populares de la pequeña pantalla tras su paso por MasterChef. En 2013 la gran mayoría de personas le pusieron cara al cocinero más joven en conseguir la primera estrella michelin. Es la primera vez que se dejó ver delante de las cámaras, aunque había realizado algún reportaje en prensa escrita sobre su restaurante. AbAC y Jordi Cruz empezaron a despuntar tras la primera y exitosa temporada de MasterChef. Todo el mundo se preguntaba quién era ese cocinero tan guapo e interesante, pero con un carácter muy recto. 

El catalán lleva ocho años al frente del talent show. Desde entonces se ha ocupado de las tres ediciones del formato y ha protagonizado varias entrevistas en televisión. El Hormiguero, Cena con mamá o el Chester de Risto son algunos de los programas donde se ha podido conocer más cerca al chef. Cruz también protagoniza varias campañas publicitarias, casi todas ellas están vinculadas con la alimentación como las galletas BiCentury. 

Jordi Cruz con AlbertAlgunos han acusado al chef de estar más cerca de la televisión que de los fogones, su gran pasión, como siempre dice. El oficio por el que lo ha dado todo y donde encontró su salvación. Ahora el jurado está más tiempo en las grabaciones que en su restaurante. De hehco es muy difícil encontrarlo en el. 

Tampoco le va muy bien en el restaurante, aunque en televisión intente mostrar otra imagen. AbAC es el restaurante de los chefs más reconocidos en televisión como puede ser David Muñoz, Martín Berasategui o los Roca, entre otros, que más disponibilidad existe. No es difícil encontrar mesa en el restaurante, aunque bien es cierto que no hay de un día para otro, pero si de aquí a unas semanas. Todo lo contrario pasa en el Celler de Can Roca donde casi no hay cita ni para el año siguiente. El marido de Pedroche también tiene lista de espera de meses. Y no es que el restaurante de Jordi Cruz sea gigante y albergue a centenares de comensales. Muchos le acusan de no dedicarle el suficiente tiempo a AbAC. 

 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad