Escándalo con los exámenes de Leonor. Un chivato del cole lo cuenta todo

stop

Esto es lo que ocurre en la escuela donde estudian la princesa y su hermana Sofía

Princesa Leonor | EFE

04 de junio de 2020 (13:44 CET)

El colegio Santa María de los Rosales es el centro privado en el que estudian la princesa Leonor y la infanta Sofía. Es el mismo al que fueron Felipe VI y las infantas Elena y Cristina.  Y ya se sabe que en la casa real la tradición es primordial.

Un centro que cuesta unos 7.000 euros al año y en el que cursan respectivamente sexto (Leonor) y cuarto (Sofía) de Primaria. Un colegio bilingüe castellano inglés, en el que la religión es algo muy importante, así como la disciplina y el comportamiento. Más incluso, según revelan algunas fuentes, que los conocimientos académicos adquiridos.

Letizia, Felipe, Leonor y Sofía. Foto: EFE

¿Cuánto vale un aprobado?

Así lo ha revelado una fuente a elnacional.cat, en unas revelaciones de las que se desprende que con esos 7.000 euros lo que hacen no es pagar el curso, sino comprar los aprobados. Parece que la exigencia en este sentido no es demasiado alta.

"Es una educación muy rígida, con afecto, pero rígida al fin y al cabo. Las profesoras son muy maternales, pero al mismo tiempo muy exigentes con la educación. La preocupación de los Rosales son las maneras y no tanto los estudios, cuyo nivel es muy mejorable", habría comentado un alumno.

"Te ayudan a aprobar. Si tienes un 4 sabes que te pondrán a un 5, lo que hace que te relajes un poco. Te perdonan mucho", reconoce otro estudiante. En este sentido, sería más importante "cómo bajar por las escaleras con tacones sin hacer ruido" que aprobar matemáticas o lengua castellana.

Santa Maria de los Rosales

Normas rígidas, pero depende de para quién

Eso sí: las restricciones en el centro son muy altas y están muy marcadas. Por ejemplo, cualquier dispositivo de telefonía móvil que se encuentre en el centro es requisado. Una norma en la que Letizia podría haber tenido algo que ver, pues uno de sus temores cuando empezaron a ir al colegio sus hijas era que las pudieran grabar con el móvil.

Y ojo, porque según apunta el centro, no seguir las normas podría desembocar en un castigo ejemplar. Aunque, eso sí, depende de quién esté implicado.

“Todo alumno que se matricule tendrá que aceptar todas las normas, pero en ningún caso el procedimiento de corrección podrá afectar al derecho a su intimidad, honra o reputación". Vamos, que dependiendo de dónde venga el culpable, este puede hacer lo que le dé la gana.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad