María Teresa Campos desayunando con sus hijas

¡Escándalo Bigote Arrocet! Y va de María Teresa Campos (lee esto y ¡alucina!)

stop

La presentadora malagueña sigue sin encontrar un programa a su medida y las deudas la ahogan

03 de octubre de 2019 (11:55 CET)

María Teresa Campos necesita trabajar con urgencia. La periodista lleva más de un año en paro y a pesar de que anunció que el próximo mes de octubre tendría un programa propia sigue en paro. Ese misterioso espacio semanal con actuaciones musicales parece que no llegará, por lo menos a corto plazo. Ni a TVE ni a Telemadrid. A la periodista le empieza a ahogar las deudas. Sus problemas económicos aumentan por minuntos. Se encuentra en una grave situación a la que no sabe como hacer frente y ha tenido que tomar medidas desesperadas, especialmente con la venta del chalet. 

Por todos es bien sabido el alto tren de vida que lleva María Teresa Campos o por lo menos que llevaba. A la presentadora nunca le ha importado reservar una suite para ella y otra exactamente igual para sus 22 maletas. Comer y cenar en los mejores restaurantes, un vestido de alguna firma exclusiva para cada día y cantidad de joyas. Ahora a la madre de Terelu Campos los gastos la ahogan y se ha visto obligada a reducirlos. 

Desde hace cuatro años sigue en venta el chalet situado en la Urbanización Molino de La Hoz, en Las Rozas. Un inmueble de 2.000 metros cuadrados entre la vivienda principal y la de invitados, donde residió Carmen Borrego de soltera. La exclusiva mansión cuenta con una gran piscina interior. Con toda la publicidad que le ha hecho a la casa no consigue quitársela de las manos. 

Actualmente la casa no se parece en nada a las fotografías que se pueden ver por el portal inmobiliario. La matriarca tuvo que vender todos los muebles en una subasta para hacer frente a las deudas. Por lo menos eso sí le salió con notable éxito. Es muy importante quitársela de encima, ya que le supone un gasto medio de 8.000 euros mensuales. María Teresa Campos pide por la casa 4,3 millones de euros, pero está dispuesta a negociar a la baja. 

Hace unos meses ya tuvo que deshacerse de aquel dúplex en Aravaca en el que iba a vivir junto a Edmundo Arrocet. También iba a ir a un piso de alquiler por el que pagaría 4.700 euros mensuales, pero finalmente tampoco será así. Incluso se ha abonado a Cabify para que su chófer libre más días y de esta forma reducir gastos. 

Ante esta situación Bigote Arrocet también ha dado el hombro. "Ha puesto a media jornada a una de las personas que tenía internas en casa y Bigote ha adoptado una actitud más activa en lo que respecta a la cocina y la jardinería", cuenta una fuente a Jaleos. De esta forma se ahorran parte del servicio. Una actitud que ha desatado las risas entre los colaboradores de Sálvame. 

María Teresa Campos y Bigote Arrocet

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad