Kate Middleton y el príncipe William | EFE

Escándalo bestial con el hijo de Kate Middleton en el colegio: “¿William no siente vergüenza?”

stop

Follón en el colegio de los hijos de los Duques de Cambridge

06 de junio de 2019 (14:44 CET)

Meghan Markle y el príncipe Harry siguen disfrutando de su recién estrenada paternidad. Entre comentarios y rumores que no hacen más que intentar perjudicar la relación, los Duques de Sussex siguen aprendiendo en su nueva faceta. Y lo que les queda.

En este sentido, Kate Middelton y el príncipe William tienen algo más de experiencia. Tres retoños tiene ya la pareja: Carlota de Cambridge, Jorge de Cambridge y Luis de Cambridge.

Problemas en el colegio de los hijos de Kate Middleton

Este último, Luis, solo tiene un año, más cercano a su primo en edad. Pero los dos primeros, Carlota y Jorge suman ya 5 y 4 años respectivamente, lo que ha tiene a la pareja como alumnos aventajados respecto a Meghan y Harry en esto de ser padres. Y es que los dos pequeños ya van al colegio. Algo que, por cierto, no está siendo nada fácil para los pequeños.

Resultado de imagen de kate middleton hijos

Los jóvenes, y también sus padres, son duramente criticados en la escuela, tal y como cuentan en la prensa de Inglaterra. Y los motivos tiene incluso algo alejados a los pequeños del resto de sus compañeros.

Las normas más estrictas

Se comenta que dentro del propio colegio hay un grupo de vigilancia que está pendiente de Carlota y Jorge. Y esta es tan fuerte que algunos padres se habrían planteado incluso cambiar a sus hijos de colegio, pues consideran que es más como una cárcel que un centro escolar.

Además, los dos pequeños monarcas tienen prohibido hablar de cualquier cosa que tenga que ver con la familia y con lo que hacen en su tiempo libre.

Y no solo eso. Kate habría pedido un trato especial y hasta se ha llegado a solicitar que se les reciba con referencias por parte sus compañeros.

Y “¿William no siente vergüenza?”, preguntan en la red. Y es que al parecer, a William no le acaba de gustar este control estricto sobre lo que hacen o dejan de hacer sus hijos, Al fin y al cabo, estamos hablando de niños de 4 y 5 años, con lo que poco daño pueden hacer. Kate, por su parte, es más precavida y prefiere educarlos así antes de que se hagan mayores y sea más difícil controlarlos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad