¡Escándalo! Así es Violeta Mangriñán en bikini si le quitas todo el Photoshop

stop

La colaboradora de Supervivientes 2020 se pasa de la raya con los retoques

Violeta Mangriñán

28 de febrero de 2020 (11:27 CET)

Violeta Mangriñán se ha acercado aún más a sus seguidores revelando aspectos desconocidos de su pasado. La joven está muy enamorada de Fabio y en lo profesional le va a las mil maravillas. Actualmente es colaboradora de MYHYV en Cuatro. Pero la carrera profesional de Violeta no siempre ha sido tan buena. En el pasado intentó sacar a la ventasu colección de ropa, pero su socio la engañó.

Estafada y sin dinero por lo que tuvo que posponer uno de los proyectos que más ilusión le hacía. Esta gran revelación la ha hecho en el canal Mtmad de Mediaset. Ella sabe que a sus seguidores les gusta mucho su estilo. Gracias a ellos se propuso crear una línea de ropa y hasta abrir una tienda en Madrid con su nombre. Para este reto contó con la representante en España de su novio. Una persona que parecía confiable y que había trabajado con influencers. Nada podía salir mal. 

Finalmente esta mujer resultó ser una estafadora y se quedó con todo su dinero. La joven, con tal de evitar problemas mayores, ha ocultado la identidad de esta persona. Tan solo se limitó a contar el suceso. Violeta adelantó una gran cantidad de dinero para lanzar la producción de las primeras prendas. La mujer se puso manos a la obra y lo primero que hizo fue hacerle una sesión de fotografía a Violeta, lo que desencadenó sus dudas. 

Violeta Mangriñán

"Empecé a ver cosas raras (...) las sesiones de fotos no eran profesionales y después de pagarle mucho dinero (...) ni 100, ni 1.000 ni 10.000 euros, vi que todo no encaja (...) veía cosas que no tenían calidad ni mucho sentido (...) yo empecé a decirle a Fabio que esta chica nos estaba vendiendo la moto porque yo estaba dando mucho dinero y no venía resultados". 

Algunos amigos le dijeron que estaba pagando mucho dinero por la web y que son mucho más baratas. Por otro lado, sus seguidores, quiénes pedían alguna prenda, le comunicaban que no llegaban nunca y se sentían estafados. 

 Fue entonces cuando Violeta descubrió el gran engaño y es que un chico le envió un mensaje en el que le contaba lo que había sucedido a sus espaldas. Esta chica había contratado a una persona para encargarse de la logística de la marca y de la web, algo que Violeta desconocía. ¿El problema? Esta persona no había cobrado nada y es que la chica se estaba quedando con el dinero.

"El chico me dijo que era el que se encargaba de la producción de la marca, me contó que la chica le había amenazado para que no se pusiese en contacto conmigo, y me dijo que había emitido facturas que no había cobrado, por eso había parado la producción", cuenta Violeta. "Me presenté en su casa, la cosa no acabó bien evidentemente (...) ella no supo decirme dónde estaba mi dinero (...) no pagó a nadie".

Los "haters" de Violeta Mangriñán han sacado a relucir una fotografía de la joven donde aparece de espaldas y en traje de baño. Han hecho una comparativa donde se ve claramente la diferencia si se usa Photoshop o no. En la imagen de la derecha se puede ver como sus glúteos están mucho más realzados, sin embargo en la izquierda están más caídos, como si nunca hubiese hecho deporte. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

realidad vs instagram de @violeta_mangrinyan

Una publicación compartida de belleza falsa 💌 (@bellezafalsa) el

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad