mila ximénez se reencuentra con su hija alba

Escalofriante. La última determinación de Mila Ximénez en su lucha contra el cáncer deja a amigos y familiares perplejos

stop

La colaboradora de Sálvame se confiesa y muestra quién es su gran apoyo en estos momentos

01 de julio de 2020 (12:21 CET)

Mila Ximénez continúa hacia adelante con enteraza y optimismo. La colaboradora de Sálvame dejó bien claro que un cáncer no le va a arruinar la vida. A pesar del duro momento que está viviendo, Mila no se asusta, por lo menos de cara a la galería, y muestra su carácter tan característico. Duro como una roca, pero en el fondo con un corazón que se ablanda con solo mirarla a los ojos. A Ximénez le ha tocado vivir un infierno, pero estamos 100% seguro que esta batalla la gana ella y no el "bicho" porque ante todo es una guerrera. 

Mila Ximénez no veta ninguna pregunta ni se esconde. Está muy agradecida por la preocupación que están mostrando por su estado de salud. La semana pasada recibió la primera sesión de quimioterapia. Asegura que se encuentra bien pero algo cansada. Este tratamiento tendrá una duración de medio año aproximadamente y eso de volver en septiembre al programa se pone en duda. 

mila ximénez cáncerLa sevillana se refugia en sus familiares. Sus hermanos y su hija están en Madrid para acompañarla en estos momentos. También en sus amigos, Terelu fue la primera persona a la que le contó lo que le sucedía. Y en la iglesia evangélica. Mila ha contado que está “con Noemí Salazar y su madre en la iglesia evangélica”

Noemí Salazar y Mila Ximénez coincidieron en la última edición de GH VIP y ahí forjaron una bonita amistad. Mila Ximénez fue muy protectora con ella, como una madre. Ahora la protagonista de los Gipsy Kings le devuelve el cariño en forma de cariño. “Noemí y su madre me querían hacer un culto pero yo no he ido”, le dijo Ximénez a Jorge Javier Vázquez. 

La religión está siendo para ella muy importante en estos momentos. “Me estoy acercando mucho a la religión, rezo muchísimo”, ha explicado. Además ha dicho que no tiene ningún problema “en decir que soy religiosa, ahora que todos dicen “¡Somos rojos y ateos!” Yo no. Yo pido a Dios que me ayude”.

“Hay mucha gente que me manda cosas. Belén a San Judas Tadeo, Terelu a la Virgen de la Salud”, algo que ella valora mucho porque “me estoy arropando en la fe, cosa que yo hacía años que no hacía”. Mila cree que “¡Igual hay gente a la que le parece una barbaridad!”, 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad