“Es muy grave”. Y es de María Patiño. “Tiene mal final”. Última hora en Sálvame

Crece la preocupación en torno a la presentadora de Socialité

Fotografía: “Es muy grave”. Y es de María Patiño. “Tiene mal final”. Última hora en Sálvame
Fotografía: “Es muy grave”. Y es de María Patiño. “Tiene mal final”. Última hora en Sálvame

Ojo porque en las últimas horas está empezando a crecer la preocupación en Sálvame y en Telecinco. Entre otras cosas porque la protagonista de todo no es otra que una de sus caras más conocidas: María Patiño.

Una preocupación que no es menor. Y es que, de hecho, son muchos los que en las redes sociales han apuntado también que están empezando a tomarse el tema de manera seria. Todo gira, como bien saben Jorge Javier Vázquez y el resto de colaboradores del programa, por la “excesiva delgadez”, como apuntan algunos en las redes, de la colaboradora y presentadora.

El problema de María Patiño

Una María que, como bien saben los que han seguido su evolución desde que empezara a destacar hace ya muchos años como periodista del corazón, siempre ha tenido en su imagen y en su figura una de sus principales preocupaciones.

De hecho, no es que hayan sido precisamente pocas las veces que la periodista haya acudido a su cirujano de confianza para hacerse algunos retoques. Sin embargo, en este caso nada tiene que ver con el botox o el ácido hialurónico. Es su peso el que preocupa.

Y más, como se ha podido comprobar en los últimos días, tras ver la última foto de Patiño en su cuenta de Instagram. Una foto que ha generado comentarios que evidencian la preocupación que tienen muchos de sus fans.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Dame un abrazo!!! @socialitet5 @mediasetcom . Look de @zara

Una publicación compartida de Maríapatiño (@mariapatino1508) el

Hay quien apunta que “está muy delgada” y que “debería comer más”. Por otro lado, como suele ser habitual en estos casos, son muchos también los que, quizás exagerando un poco la situación, han dejado opiniones como “Es muy grave” o “Tiene muy mal final”.

Y es que uno de los motivos de preocupación es que no es ningún secreto, entre otras cosas porque ella misma lo ha reconocido, que en el pasado María tuvo serios problemas alimenticios que le llevaron incluso a necesitar ayuda psicológica. De momento no ha llegado, ni de lejos, a ese punto. Pero la preocupación va en aumento.