“Es adicta”. Mila Ximénez calla este problema de una estrella de Sálvame

stop

La presentadora de Socialité y colaboradora gallega se somete a este retoque estético

mila ximénez

22 de mayo de 2020 (15:47 CET)

Mila Ximénez aseguró que cuando saliese de GH VIP 7 se sometería a un tratamiento completo y así lo hizo. Ahora tras el confinamiento también lo necesita y el nuevo retoque de María Patiño le ha encantado. Sálvame mostró unas imágenes a María Patiño cuando era más joven y los resultados son muy diferentes. Ella misma ha confirmado que se ha operado de muchas partes de su rostro, una de ellas su nariz, con la que no se sentía a gusto. A la colaboradora siempre le ha importado la imagen que daba en cámara y quiere estar siempre perfecta, por eso se somete constantemente a retoques estéticos, algunos solo tratamientos vitamínicos para mejorar su rostro. "Es adicta", le dicen. 

María PatiñoMaría Patiño nunca se ha escondido, siempre ha hablado con total libertad de sus retoques estéticos. El último, las orejas. A la gallega le preocupaba quitarse las ojeras y ha acudido a una de sus clínicas de confianza. El 80% de las mujeres padecen de ojeras. Estas aparecen por la falta de sueño prolongada en el tiempo y por un cansancio físico y mental. Algo que encaja perfectamente con el ritmo de vida de María Patiño. Además, hay que tener en cuenta que la piel que hay debajo de los ojos es cinco veces más fina que la de la cara, lo que hace más propensa a la aparición de ojeras y bolsas.

A veces es suficiente con un tratamiento cosmético para prevenirlas o disimularlas, sin embargo, cuando ya no hay remedio lo mejor es acudir a un centro de belleza para comprobar si es necesario un tratamiento de cabina. Esto es justamente lo que le ha ocurrido a María Patiño y por lo que ha tomado la decisión de acudir a las Clínicas Diego de León donde se ha sometido al tratamiento de Total Eyes.

Este tratamiento dura aproximadamente 40 minutos, no necesita de convalecencia ni hospitalización. Se divide en tres fases diferenciadas. La primera, el láser vascular o neodimio, con esto se ocultan las venitas que son visibles desde la capa más superficial de la piel, las culpables del oscurecimiento de la ojera. En segundo lugar rellenar las ojeras con ácido hialurónico, para aportar volumen e hidratación. Por último, un cocktail de vitaminas personalizado, que se infiltran alrededor de toda la zona para iluminar y revitalizar la mirada. El coste aproximado es de 360 euros

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad