“Enrique Ponce volverá arrastrándose a Paloma Cuevas”. Ana Soria ya es un problema

Enrique Ponce se harta de las habladurías y llama directamente a Toñi Moreno para expresar su malestar. Cuenta que con Paloma Cuevas mantiene una relación muy buena

Fotografía: “Enrique Ponce volverá arrastrándose a Paloma Cuevas”. Ana Soria ya es un problema
Fotografía: “Enrique Ponce volverá arrastrándose a Paloma Cuevas”. Ana Soria ya es un problema

Enrique Ponce, Paloma Cuevas y Ana Soria es el triángulo amoroso del momento tras el famoso Merlos Place. Sin duda éstos han copado muchas más portadas y su historia de amor va para largo. El amor entre el torero y la estudiante de derecho siempre está en entredicho, pero el divorcio entre la empresaria y su todavía marido más. Se han dicho muchas cosas de su separación desde que anunciaron su ruptura hace dos meses, sin embargo ninguno de los dos las han confirmado.

Enrique Ponce se ha dejado ver en numerosas ocasiones acompañado de su chica, tanto en actos públicos como personales. Mientras que Cuevas ha preferido mantenerse en un perfil bajo y guardar absoluto silencio. Se refugia en su casa de Jaén con sus dos hijas y sus padres.

Fotografía: “Enrique Ponce volverá arrastrándose a Paloma Cuevas”. Ana Soria ya es un problema

Enrique Ponce está harto de todas las “informaciones falsas” que se dicen de ellos y por este motivo ha decidido hablar con Toñi Moreno para contarle toda la verdad. «La relación con Paloma es maravillosa, hablan constantemente”, cuenta la gaditana que ha ejercido de portavoz.

«Hace 5 meses esta pareja se sienta y dice ‘tenemos un problema’ desde se momento han mantenido una buena relación pero no lo están pasando bien porque las cosas no se han podido hacer como ellos deseaban por sus hijas”. Toñi cuenta que la hija mayor de la pareja se enteró de la ruptura de sus padres a través de una publicación.

A sus declaraciones hay que añadir un comunicado oficial donde el torero deja claro que su todavía mujer nunca ha vivido a su costa. «Se está especulando con informaciones que no se corresponden con la realidad. Paloma Cuevas es una mujer económicamente independiente”.

Según Toñi Moreno, la pareja estuvo diez años sin tener hijos porque querían ser padres cuando Enrique se retirase de las plazas, sin embargo eso no ocurrió. Ponce ha sido un “padre ausente” y este habría sido el principal motivo de la ruptura. También desvela que no habrá boda porque ninguno de los dos interesados quiere pedir la nulidad eclesiástica. Algunos de los colaboradores aseguran que «Enrique Ponce volverá arrastrándose a Paloma Cuevas».

Publicidad