Emma García Viva la vida

“Emma García la humilla” (y “se ríen en su cara”): escándalo en Telecinco

stop

El lío en 'Viva la vida' que incendia las redes sociales

21 de octubre de 2019 (17:00 CET)

Ojo porque la que se lio el pasado domingo en el plató de Viva la Vida fue de las gordas. Y una de las principales protagonistas del lío fuer Carmen Borrego. La hija de María Teresa Campos lleva unos cuantos meses asegurando que en Telecinco han sido varios los colaboradores que la han humillado.

Una humillación según ella, sobretodo en Sálvame, que ha acabado con Borrego lejos del plató más polémico de la televisión. Pero claro, cuando Carmen vio que en su nuevo programa donde trabaja como colaboradora tuvieron la idea de preguntar quien era el ‘colaborador mueble’ del show, la hermana de Terelu se dio por aludida. Y se enfadó.

El escándalo en Telecinco

El caso es que Emma García y su equipo quisieron emular a Gran Hermano VIP preguntando a su audiencia sobre el colaborador que menos aportaba al programa. En ese momento, viendo que aparecían los primeros índices de las votaciones, Borrego soltó: “¿Para qué tardar si voy a salir yo?”.

 

Segundos después dejó claro que no le hacía ninguna gracia la ocurrencia del programa. “A mí se me ha humillado mucho y esta tarde se quiere reavivar lo que se me ha humillado”. Una frase que disgustó a la presentadora que no se pudo contener y le contestó con un “No me puedo creer que digas que se te ha humillado, o se te quiere humillar en este programa”.

Acto seguido, demostrando porqué lleva tantos años en televisión, Emma decidió ponerle un toque de humor al momento poniéndose ella misma el disfraz de caja. Finalmente las votaciones revelaron que, para la audiencia, el colaborador ‘mueble’ no era Carmen sino Ángela Portero. Borrego, ya más tranquila, decidió quitarle hierro al asunto metiéndose ella misma en la caja junto a Portero.

 

Sin embargo, en las redes sociales muchos no se tomaron precisamente el concurso como una broma y dejaron caer opiniones como “Emma García la humilla” o “Se ríen en su cara”. Por suerte, o al menos eso es lo que pareció viendo la reacción final de la hija de María Teresa, Carmen se fue tranquila a casa.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad