Emily Ratajkowski saca a pasear a su perro ¡y la fotografían enseñando esto!

La modelo americana y la imagen que deja con la boca abierta a sus seguidores

Fotografía: Emily Ratajkowski saca a pasear a su perro ¡y la fotografían enseñando esto! » Diario Gol
Fotografía: Emily Ratajkowski saca a pasear a su perro ¡y la fotografían enseñando esto! » Diario Gol

Son muchas las celebrities que saben perfectamente que cada vez que salen de casa se van a encontrar a una legión de fotógrafos esperando en la puerta. Si bien es cierto que con la llegada de las redes sociales son ellas mismas las que ahora puede compartir con sus seguidores su día a día o sus outfits, los paparazzi siempre están ahí para ‘cazar’ lo que puedan.

En el caso de Emily Ratajkowski, la modelo inglesa suele apostar por unos modelitos tan extremos que los fotógrafos no dudan en tener siempre un hueco en su agenda para ir a por ella.

Y es que saben muy bien que la modelo no suele decepcionar en este sentido. Todo lo contrario. Por mucho que sea en Instagram donde Emily suela dar rienda suelta a su imaginación apostando por modelitos que dejan a sus seguidores con la boca abierta, también en su vida diaria la americana se muestra muy sensual.

La foto de Emily Ratajkowski

Y fotos como esta es un claro ejemplo de ello. Una foto en la que vemos como Ratajkowski aprovecha para ir a buscar un café mientras pasea a su perro. Pero claro, como es habitual en ella, lo de menos es su mascota.

Emily Ratajkowski

Y es que el look ha dejado a muchos de sus seguidores con la boca abierta. Un look en el que los pantalones se han convertido en los protagonistas. Más que el diseño en sí, ha sido el hecho de que los lleve tan bajos lo que ha generado mucha polémica en las redes y en los foros.

Comentarios como “Qué bestia”, “Madre mía si es que no los puede llevar más bajos”, “Yo pensaba que Emily se guardaba la sensualidad para su Instagram, pero veo que no, que es una diosa las 24 horas del día” o “Al borde del descuido” ya vuelan por la red junto a una imagen que, como era de esperar, no es que haya pasado precisamente desapercibida.

Publicidad