La Reina Letizia y la infanta Elena

Embarazada y lo pierde. Letizia calla el mayor secreto de la Casa Real. “No fue un aborto”

stop

La información que sale a la luz y que no cuenta la monarca

17 de junio de 2020 (13:27 CET)

En algunas ocasiones hemos recogido en Diario Gol uno de los secretos mejor guardados de la casa real. Nos referimos al presunto aborto de la reina Letizia antes de casarse con Felipe VI.

Una información a la que han hecho referencia el primo de la ex de Televisión Española David Rocasolano en su libro Adiós princesaLeonardo Faccio en el libro Letizia, la reina impaciente, y Jaime Peñafiel en alguna entrevista.

Un embarazo que había sido fruto de su relación anterior. "Tuve un aborto hace un año en la clínica Dator de Madrid", habría confesado la entonces princesa a Rocasolano. "Fue una intervención de la que me gustaría que no se supiera nada", habría pedido Ortiz a su primo, al que a continuación advirtió:  "No lo entiendes, si esto lo sabe la madre de Felipe, la boda es inviable". Y es que un aborto voluntario implica la excomunión automática y, por tanto, hubiera impedido la boda entre ella y el actual rey de España.

Resultado de imagen de adios princesa diariogol

Un asunto que Letizia habría intentado borrar. "Quiero que vayas a la clínica y limpies todos los papeles que hay allí", le pidió Letizia, mientras Felipe espetaba que “Esto hay que hacerlo ya", según relata Rocasolano en su libro.

La historia la reitera Faccio en su libro: "Para casarse con FelipeLetizia debió ocultar la verdad. Le pidió a su primo que hiciera desaparecer los documentos de su embarazo interrumpido. Pero algunos pensaron que la futura reina era el modelo perfecto para representar a la monarquía y a una Iglesia desprestigiada", insiste Faccio.

Pero este no habría sido el único hijo perdido en la familia real del que se ha callado hasta ahora. Según revela la revista Lecturas, la infanta Elena también perdió un hijo, aunque en su caso no habría sido voluntario. “No fue un aborto”, subrayan sobre la información.

Jaime d eMarichalar y la infanta Elena

Explica la revista de papel cuché que después de que Jaime de Marichalar sufriera un ictus, cuanto estuvieron viviendo un tiempo en Nueva York, Elena se habría quedado en estado. Pero lo perdió cuando volvió a Madrid, en lo que fue el preludio del divorcio de la hermana de Felipe VI y Marichalar.

“Cuando regresan a Madrid, la infanta está embarazada, pero pierde a su hijo. A partir de ahí no hay marcha atrás. Se enfrenta a sus padres, la madre no tolera el divorcio, y su padre, a pesar de que detesta a Marichalar, le recuerda lo difícil que es la vida para una mujer sola. Pero ella tira el divorcio adelante, no la anulación eclesiástica, que ni uno ni otro solicitan”, revela Lecturas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad