“Ella tiene un vicio muy malo”. Y es éste. Felipe VI está muy preocupado

El Rey de España y el mal hábito que pone La Zarzuela patas arriba

Fotografía: “Ella tiene un vicio muy malo”. Y es éste. Felipe VI está muy preocupado » Diario Gol
Fotografía: “Ella tiene un vicio muy malo”. Y es éste. Felipe VI está muy preocupado » Diario Gol

Si bien es cierto que son muchos los asuntos de la Casa Real Española que se llevan en secreto, otros acaban aireándose en los medios. Y un vicio muy malo de uno de los familiares de la Reina Sofía es uno de ellos.

Un vicio que tiene, cómo no, al Rey Felipe muy preocupado. Entre otras cosas porque la protagonista de esta historia no es otra que la abuela de su mujer, la Reina Letizia. Es Menchu Álvarez del Valle la que, con 92 años recién cumplidos, tiene a su nieta y al Rey de España ciertamente nerviosos.

¿El motivo? El tabaco. Sí, pese a que Menchu cumplió el pasado jueves 92 años, sigue fumando. “Ella tiene un vicio muy malo” apuntan desde su entorno. No les falta razón. Letizia lo sabe, y no es que esté precisamente muy contenta con ello.

Reina Letizia

El vicio de la abuela de Letizia Ortiz

Fue La Razón el medio que decidió entrevistar a Menchu con motivo de su cumpleaños y fue allí donde la abuela de Letizia dejó muy claro que no piensa renunciar a su vicio. “Sí, porque me gusta y a estas alturas pues qué quieres que te diga. Me gusta y fumo. Lo he intentado dejar porque mi hijo me regaña. Fíjate dónde llego a veces, que si está mi hijo, fumo a escondidas, que es el colmo”, apunto Álvarez del Valle.

Eso sí, pese a que tiene un límite de cigarros ‘pactados’ al día, no siempre decide cumplir con esa norma. Ella misma ha reconocido que, en algunas ocasiones, se la salta: “un tope de ocho cigarrillos diarios, que unas veces cumplo y otras no, según me encuentre”.

Una Menchu que, eso sí, seguro que no fuma delante de su nieta. Y es que, como asegura uno de los periodistas que mejor conoce a Letizia, Jaime Peñafiel, la Reina no es precisamente muy amante del tabaco.

Letizia ha sido, de un tiempo a esta parte, abanderada de una lucha anti tabaco. Lo considera una enfermedad y una amenaza social y médica. Nunca se le ha visito fumar y no tolera que se fume en su presencia”, apunta el periodista.

Publicidad