Malú en Mi casa es la tuya | Mediaset

El vídeo prohibido de Malú (la novia de Albert Rivera): “Escándalo es poco”

stop

Sálvame saca a la luz el cuestionable carácter de la cantante y actual pareja del político

05 de marzo de 2019 (13:13 CET)

Sálvame vuelve a atacar a Malú, la actual pareja de Albert Rivera. El programa de Telecinco se está nutriendo de esta sorprendente relación. Según María Patiño este romance sería una tapadera y realmente estarían escondiendo a una tercera persona relacionada con uno de los dos protagonistas de la historia. Además de intereses políticos de por medio. Otra prueba que apoya esta teoría es la pasividad en las fotografías mostradas de ellos juntos. 

Albert Rivera y Malú

Sin lugar a dudas el político y la cantante son la pareja del momento y el espacio presentado por Jorge Javier Vázquez ha querido sacar tajada de ello y ha vuelto a revivir los momentos de Malú en Telecinco. Según los colaboradores del espacio la cantante tiene un cuestionable carácter y es difícil de tratar. Así lo han confirmado varios testimonios anónimos que alguna vez han trabajado con ella. "Es una diva altanera, altiva y soberbia", contaban. 

"Su intervención fue recordada por la poca empatía que manifestaba a la hora de tener que dar una sorpresa en el programa. Se le pidió que saliera al público a recoger a una persona, algo a lo que se negó completamente. No quería hacerlo", explicó un trabajador de un programa de sorpresas de una cadena autonómica. 

“Es la típica artista que cambia de cámara una vez que la cámara le está enfocando y cuando le deja de enfocar tiene una actitud altanera, incluso con la gente de su equipo”, añadió otro. “Detrás del escenario empezó a gritar a los técnicos de sonido del programa diciendo que no escuchaba el retorno de su voz, con unas malas formas absolutas. Decía que falta de profesionalidad, que se callara todo el mundo... Era una persona bastante mercenaria de su trabajo y lo único que le importa es cantar, utilizar el escaparate y marcharse. Fue muy decepcionante trabajar con ella", explicó un trabajador de Canal Sur. 

“Era escaso. Se la veía poco. Alejandro Sanz era muy accesible. Malú no era el caso. Para mi la palabra es diva. La recuerdo pasar como si fuera Beyoncé, con una corte de personas, una tocándole el pelo, otra sujetando el café... Como una diva", explicó un trabajador de La Voz, último programa donde trabajo para Telecinco. “Lo primero que te decían de Malú nada más llegar allí era que había que tener cuidado con ella. Era como un secreto a voces. Había como un miedo generalizado a Malú”. 

Terelu Campos salió en su defensa tras todas las acusaciones que se estaban haciendo sobre ella.“Malú es una persona muy exigente, que tiene mucha disciplina y las personas que son exigentes, exigen muchos a los demás. Eso a algunos no les cae bien. Yo lo he vivido en mis carnes”. Raquel Bollo se sumó a la defensa de su compañera y añadió: “Es una persona muy tímida y que lleva trabajando con gente desde hace mucho tiempo y eso quiere decir algo”.

El director del espacio recuerda una mala experiencia con ella en Sálvame. La cantante acudió para promocionar uno de sus últimos temas y pidió que ningún colaborador ni tan siquiera el presentador se acercaran a ella. A David Valldeperas no le gustó la idea y no aceptó: “No hay nada más que negociar. O actúa y se adapta al programa, desde luego que no”.

También se niega a los autógrafos tal y como explicó Paz Padilla. Siendo ella la humorista que es reconocida a nivel nacional, Malú no le quiso firmar un autógrafo para Anna Ferrer, su hija, que por aquel entonces era menor de edad. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad