El único piso de la infanta Cristina en España está en Terrassa

La hermana del rey Felipe VI, la infanta Cristina, tiene tan sólo una propiedad en España y está en la ciudad catalana de Terrassa

Infanta Cristina
Infanta Cristina

Si algo ha sido motivo de polémica en los últimos años en la Casa Real española han sido los líos de la infanta Cristina, su marido Iñaki Urdangarin y ahora su padre, el rey emérito Juan Carlos. Líos en los que el dinero siempre ha sido el denominador común.

Es por eso que a muchos les ha llamado la atención saber que, pese a ser la hermana del Rey y haber tenido un muy buen sueldo durante años en La Caixa, a día de hoy la única propiedad que tiene la infanta Cristina en España es un bajo con trastero en la ciudad catalana de Terrassa.

Así lo apuntan en Vanitatis, donde aclaran que el “el inmueble de Tarrasa sigue siendo a día de hoy propiedad de Aizoon, cuyo administrador único es Iñaki Urdangarin aunque su propiedad es al 50% de Iñaki y de Cristina de Borbón.”.

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin
La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin

La infanta Cristina y el alquiler al jeque de Abu Dabi

Una información que llega después de que no fuera otra que Pilar Eyre la que apuntara en Lecturas otro dato que, como mínimo, llama la atención. Y es que, según la periodista, una de las mejor informadas de lo que ocurre dentro de la Familia Real, fue el año 2012 cuando, a petición de Juan Carlos I, el jeque de Abu Dabi alquiló durante un año el palacete de Pedralbes de Iñaki y Cristina a razón de 432.000 euros.

“En el año 2012, el jeque de Abu Dabi, Hamed Bin Ahmed, a petición de don Juan Carlos, alquiló la casa de la calle Elisenda de Pinós, en Barcelona, mientras la familia Urdangarin-Borbón estaba en Washington. ¡Durante un año y por 432.000 euros! Su abogado declaró, al hacer pública esta desorbitada cantidad, que ese dinero les era necesario para pagar los gastos de la hipoteca sobre el inmueble.”, cuenta Eyre.

Eso sí, como bien apunta la periodista, fue un alquiler de una casa en la que el jeque no puso un pie. Un gran favor a Juan Carlos y su hija.