Cristina Pedroche llora

El último deseo de un niño enfermo hace llorar a Cristina Pedroche (y a toda España)

stop

La colaboradora de Zapeando está de vacaciones junto a su marido en Singapur

25 de agosto de 2019 (16:09 CET)

Cristina Pedroche se encuentra en Singapur finalizando su gira asiática con su marido. Ambos han degustado platos atípicos en nuestro país. La próxima semana la colaboradora volverá al trabajo y hará frente a su agenda repleta de compromisos profesionales. Aunque esté de vacaciones a kilómetros de distancia, Pedroche está al tanto de todas las noticias que sacuden al mundo entera. No solo sabe que Chenoa y Frank Blanco marchan de su programa, también es consciente de la desgracia vivida en Gran Canaria y en el Amazonas. Incluso se ha hecho eco del deseo de un niño de tan solo 11 meses.

Hugo con sus padres en la playa

Una noticia que la ha conmocionado y más ahora que en su mente vuela la posibilidad de quedarse embarazada. A David Muñoz le encantaría tener un bebé con la colaboradora. Nuestro protagonista de hoy se llama Hugo, el niño sufre una grave enfermedad neurodegenerativa. El pequeño permanece ingresado en el hospital y no ha visto el mundo exterior. A sus padres les encantaría bañarse con su hijo en el mar, pero saben que eso es imposible hasta esta semana. 

Para su sorpresa, gracias a la Fundación Ambulancia del Deseo España, la familia pudo compartir un bonito día de playa. El encargado de movilizarlo todo y lograr cumplir su sueño fue un enfermero del servicio. Vio a Encarna, la mamá, hablar a  su pequeño, que permanecía en la cuna, de la playa. Él fue quién le dio la idea de contactar con dicha fundación. "Me puse en marcha y eché la solicitud. A la semana estaba todo preparado; fue una sorpresa para José", recuerda Encarna.

Enfermos y médicos se volcaron en cumplir los deseos del niño y de sus padres. Una ambulancia con un equipo sanitario de la Fundación 

Una ambulancia con un equipo sanitario de la Fundación recogió al pequeño en el Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca y lo trasladó a La Azohía donde se encontraba toda su familia. "La experiencia ha sido muy especial. Nos bañamos con Hugo, estuvimos todos juntos; fue muy intenso". 

No solo puedo bañarse con sus padres en la playa, también vio el atardecer e incluso una estrella fugaz. Un momento mágico para toda la familia que habían acudido al lugar. Poco después se quedó dormido tras tantas emociones fuertes. La ambulancia lo trasladó de nuevo al hospital sin ninguna incidencia. 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad