Princesa Leonor | EFE

El tatuaje de Leonor que hace enloquecer a Letizia como nunca

stop

El lío que pone La Zarzuela patas arriba

12 de marzo de 2020 (12:30 CET)

No es ningún secreto que, a medida que la princesa Leonor se va haciendo mayor, la relación con sus padres empieza a ser un poco conflictiva. Y más ahora que, a sus 14 años, la hija de Felipe y de Letizia está entrando en la adolescencia.

Una época que, como bien saben todos los padres, puede llegar a ser muy complicado en cuanto a las relaciones padres-hijos. Una época donde los pequeños de la casa pasan de ser niños a ser casi adultos y donde las hormonas se disparan.

Por otro lado, es una época también donde se empieza a gestar una carácter propio a sí como una personalidad que, en muchos casos, entre en conflicto con los progenitores. Y Leonor no es que sea una excepción. Por mucho que un día vaya a ser la reina de España y que su educación y su día a día poco se parezca al del resto de los compañeros de su clase, la hija mayor de los reyes no deja de ser una adolescente que empieza a tener discrepancias con sus padres.

Letizia Ortiz, Felipe VI, la princesa Leonor y la infanta Sofía | EFE

El tatuaje de Leonor

Y una de ellas es por un tatuaje. Parece ser que la idea de hacerse uno cuando sea un poco más mayor, (debes ser mayor de edad para poder hacerlo) ya ronda por la cabeza de la heredera al trono.

Una idea que comparte con algunas de sus amigas del colegio y que, siendo como es Leonor una niña muy educada, ha querido transmitir a su madre Letizia. Pero la respuesta de Ortiz no ha sido precisamente la esperada.

Pese a que en ningún caso la idea de Leonor es hacerse un tatuaje ahora sino tener la opción encima de la mesa de cara a un futuro, parece ser que a su madre no le ha hecho ni pizca de gracia ni siquiera que su hija se lo plantee.

Cuentan desde palacio que el lío que se ha montado en torno a esta conversación ha sido de los gordos. Letizia, que siempre ha estado muy encima de la educación de sus hijas, no quiere ni oír hablar (ojo, como muchos otras madres) de la idea de que su hija se tatúe algo, sea lo que sea. Veremos si en un futuro, cuando Leonor sea mayor de edad, hace caso o no a su madre.

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad