Alcachofas y

El secreto bomba de las alcachofas que no te cuentan (y deberías saber si las comes)

stop

Tenlo en cuenta

18 de abril de 2020 (12:40 CET)

Las alcachofas son frutos magníficos procedentes de Egipto. Contienen tantas propiedades que, añadirlas a la dieta diaria, significa olvidarse de unos cuantos problemas de salud. Tienen un gusto un tanto amargo, el cual como muchos médicos asiáticos dicen, es el tipo de sabores indicativos de algo extremadamente beneficioso para el organismo. En esta ocasión, conocerás cómo sacarle el máximo provecho. 

Acostumbrarse a ciertos tipos de alimentos es difícil cuando se está limitado únicamente a degustar dulce y salado. Sin embargo, esta planta tiene numerosas propiedades como: Vitamina B1 y B3, calcio, hierro, potasio, zinc, magnesio, ácido fólico, entre otras. 

Entre sus efectos más fascinantes está que son una de las principales fuentes de energía, ya que tienen gran cantidad de glúcidos. También es digestiva, gracias a la proporción de fibra que aportan los hidratos de carbono y que mejoran la salud intestinal. Sumado a esto, elimina la grasa, sacia el hambre y reduce considerablemente el colesterol alto LDL. La lista sigue, ya que es antioxidante y mejora el funcionamiento de los órganos en general, especialmente riñones, hígado y corazón. 

alcachofas

¿Cómo comer alcachofas? 

La manera de cocinar las hortalizas resulta la clave de todo. A veces, por desconocimiento, desaprovechamos las partes más significativas para la salud por cocer de manera equivocada los alimentos. Algunos estudios determinaron de qué manera sería más adecuado para el cuerpo comer alcachofas, la conclusión fue que cocinarlas al vapor. Ya que los nutrientes más esenciales están debajo de una capa resistente. 

También se pueden preparar infusiones, generalmente con las hojas de la planta. Lo más recomendable es alimentarse de las alcachofas al vapor o en segunda instancia hervir. También se puede combinar con otros alimentos que hagan más agradable su consumo. Si se trata de la primera vez que se come es recomendable ingerir una porción pequeña, ya que, a medida que el tiempo pasa, el organismo se irá acostumbrando a sus efectos. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad