El sacrificio de Alba Santana por Mila Ximénez. Así es su lucha diaria

Mila Ximénez regresó a Sálvame en septiembre como prometió y habló de su estado de salud y de su gran apoyo junto a su amigo Jorge Javier Vázquez

Fotografía: El sacrificio de Alba Santana por Mila Ximénez. Así es su lucha diaria
Fotografía: El sacrificio de Alba Santana por Mila Ximénez. Así es su lucha diaria

Mila Ximénez regresó a Sálvame el pasado sábado como una colaboradora más. El pasado martes 1 de septiembre se reencontró con su gran amigo Jorge Javier Vázquez, quién volvía de sus vacaciones de verano. Sus compañeros la recibieron con mucho cariño. Prometió volver en la nueva temporada televisiva y aquí está, con las pilas cargadas. Su trabajo y sus amigos le dan fuerza para seguir adelante en esta dura batalla que le ha tocado librar.

Alba, el mayor apoyo de Mila Ximénez

Aunque sin duda su mayor apoyo en estos momentos es Alba Santana, su hija, fruto de su matrimonio con el extenista. «Volver al trabajo, volver con amigos… Todo esto hace el camino más ligero. Ahora hay que llegar a la meta», escribió la tertuliana. La periodista se ha sentado al lado de su amigo Jorge Javier, con el que ha hablado durante un rato sobre su atípico verano. “Ha sido un verano raro. He estado con los niños 21 días. Les veía y me daban unas ganas de llorar y una rabia que me subía a la habitación y me comía la almohada. No he estado relajada”, ha dicho.

Fotografía: El sacrificio de Alba Santana por Mila Ximénez. Así es su lucha diaria

Según desvela Mila Ximénez, a Alba Santana le está costando un gran esfuerzo mostrándose fuerte ante su madre. Está muy preocupada y se desvive por ella. Además, vive en Holanda, a miles de kilómetros de su progenitora y a veces no puede conciliar el sueño. No quiere que la vea triste y se mantiene entera para apoyar a su madre en estos momentos tan delicados.

“He estado dos semanas muy mal, porque entré en una depresión muy gorda”, ha contado Mila Ximénez, su mayor motos es el apoyo de su hija. “Alba si tiene miedo no me lo transmite”, ha dicho destacando la actitud de su hija, que se muestra “feliz y orgullosa” por cómo su madre está tratando de llevar la enfermedad. Mila no esconde su miedo, no obstante se muestra muy optimista ante la situación que le ha tocado vivir: “Mi miedo es que esto vaya a más, pero gracias a Dios creo que lo he cogido a tiempo”.

Mila Ximénez ha contado que esta semana le han dado los resultados de unas pruebas muy importantes. “Está un poquito más pequeñito. Tenía una parte del bronquio pillado y se ha soltado”, ha explicado. “Voy a vivir el resto de mi vida con él y lo único que hay que hacer es dormirlo y mantenerlo ahí”, ha añadido la periodista.

Publicidad