El reencuentro más inesperado de Rocío Flores. "No dicen nada de la supuesta infidelidad"

stop

La hija de Antonio David Flores vive el momento de mayor emoción de la edición

rocío flores susto

29 de mayo de 2020 (01:23 CET)

Supervivientes 2020 vivió la primera parte de su gran final. Telecinco no quiere dejar escapar a su reality estrella, pero ya no puede alargarlo mucho más. Por este motivo prepara un nuevo concurso. Tras 92 días en la isla y debido a la actual situación del país, los concursantes tuvieron que regresar a España esta semana. La gala del pasado jueves se vivió en Madrid, concretamente en una casa rural a las afueras de la capital. 

Allí se vivió la última prueba de líder, la expulsión de Albert Barranco y los esperados reencuentros. Los concursantes no pudieron recibir la visita de sus familiares o parejas en Honduras por la pandemia. Por este motivo cadena y productora han aprovechado esta última gala para llevarlos a cabo. El primero fue con Rocío Flores, quién al nombrarle la palabra reencuentro pensó que volvía a ser con Yiya. 

rocío flores manuel bedmarrocío flores manuel bedmar

Rocío Flores recibió la visita de Manuel Bedmar, su pareja. Algo que le sorprendió y agradeció muchísimo ya que la hija de Antonio David Flores es consciente del gran esfuerzo que supone para ella participar en algo así. Siempre ha querido preservar el anonimato. "Estoy en shock. Me muero por darte un beso y un abrazo", reconocía la hija de Antonio David Flores, que seguía con atención el momento desde plató. Manuel Bedmar se mostraba muy nervioso y es que era la primera vez que se ponía frente a una cámara. "Sé que esto te cuesta una barbaridad. Gracias por hacer esto por mí", agradecía Flores a través de la pantalla protectora.

El programa había tomado las medidas de seguridad pertinentes para que estos encuentros se hiciesen efectivos. Incluso habían preparado una pared muy curiosa para que pudiesen abrazarse metiendo los brazos por ella. "Te quiero con locura. Te he echado de menos un montón", le recordaba Rocío antes de soltar una pulla sobre su aspecto: "Ese pendiente quítatelo, no me gusta nada, y el rapadillo ese tampoco me gusta", le espetó 

"¿Y nadie dice nada de la infidelidad?" o "no dicen nada de la supuesta infidelidad", dicen. 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad