El problema de la princesa Leonor (y gordo) en una fiesta de cumpleaños

stop

La princesa tuvo que adquirir unas responsabilidades y compromisos profesionales que la alejaban cada vez más de sus compañeros

La princesa Leonor

09 de febrero de 2020 (10:49 CET)

Leonor se convirtió en princesa tras el reinado de sus padres. La pequeña, a su temprana edad, ha tenido que adquirir compromisos profesionales y responsabilidades que no son propias de una niña de su edad, pero la princesa tiene a sus pies todo un país que gobernar junto a la ayuda de sus padres. El año pasado emocionó a los presentes en Asturias con su primer discurso en los Premios Princesa de Asturias. 

Aunque en algunas ocasiones deben ausentarse, tanto ella como su hermana acuden al Colegio Santa María de los Rosales. Como todas las niñas tienen su grupo de amigas, sin embargo cada día se van apartando más de ella. Ven que no es una niña normal. Tras la llegada de Leonor se dieron muchos cambios en el colegio, así también como la presencia policial en el recinto. 

Uno de los primeros cambios, impuesto por la reina Letizia, fue que se elimiinase toda la grasa del menú escolar. La mujer de Felipe VI quería que sus hijas siguieran una dieta saludable. Para ello apostó por alimentos como pollo asado o a la plancha y lentejas. Todos los alumnos tuvieron que comer lo mismo, aunque los padres de los demás niños no estuviesen de acuerdo en algunas cosas. 

Terelu afirmó estas palabras ya que su hija Alejandra estuvo estudiando en el mismo centro. “Lo que sí me molestó un poco fue el tema de la alimentación porque a los niños de vez en cuando se les puede dar una croqueta y no pasa nada”, aseguró la colaboradora de Sálvame.

Letizia pidió al colegio que se cambiasen las pizarras, de las típicas verdes con tizas blancas a las nuevas electrónicas que funcionan con el dedo. Como hemos comentado y reafirma Terelu, en el colegio había fuertes medidas de seguridad. “Yo recuerdo que para cualquier evento en el colegio se debía entregar el DNI y solo podían asistir los padres, nada de abuelos. Eso también molestó mucho”, comentó Terelu. 

princesa Leonor

Y lo peor llega cuando las niñas querían organizar con sus amigos del colegio las fiestas de cumpleaños. Letizia también se metía por medio y ponía sus normas. Según la propia Terelu, el guardaespaldas de la princesa de Asturias no se separa a más de dos metros de ella y la tiene controlada en todo momento. Siendo Leonor aún una niña de primaria, se acercó cariñosamente a Alejandra, con quien tenía muy buena relación pese a la diferencia de edad y le pidió un beso. En ese momento, cuando la pequeña de las Campos se acercó a la infanta, el seguridad dio un paso al frente y la hija de Terelu se asustó y huyó. 

Letizia acudió con las niñas al club Puerta del Hierro y se encontraron con una fiesta de cumpleaños. Las niñas jugaron con los niños y niñas que había en el salón. Se lo pasaron en grande. Al irse, el guardaespaldas de Letizia pidió a algunos padres las fotografías y vídeos donde saliesen las niñas. Debían ser borrados. “Recuerde a la princesa de Asturias que las niñas no nos molestan nada, pero no han sido invitadas”, le contestó un padre muy enfadado por lo sucedido. 

Ningunos padres querían que Leonor y Sofía acudiesen a las fiestas de cumpleaños de sus hijos debido a las medidas de seguridad y caprichos de Doña Letizia. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad