El probema de Bertín Osborne (y gordo) que denuncian sus compañeros

stop

El conductor de 'Mi casa es la tuya' está contra las cuerdas en Telecinco

Bertín Osborne

07 de febrero de 2020 (20:35 CET)

Bertín Osborne tiene un problema, y es gordo. El que fuera cantante de rancheras metido a presentador de formatos de entretenimiento y, ahora, a entrevistador, no funciona.

Las audiencias del programa que presenta en Telecinco (‘Mi casa es la tuya’) marcan, semana sí, semana también, fracasos de audiencia que no justifican su sueldo de estrella y tienen a la cúpula al límite.

“El tirón de Bertín caducó en el siglo pasado”, afirman algunos. El que fuera referente es considerado hoy, por las generaciones presentes, como “Misógino”, “Homófobo”, “Machista”, “Facha” y otras cosas en las redes sociales. Unas afirmaciones que no ayudan a un Bertín contra las cuerdas. ¿El motivo? Lo explica ‘La Vanguardia’.

Números rojos

Osborne sigue negándose a participar en la próxima edición de Supervivientes, hasta el punto de menospreciar el formato. “¿Cómo voy a ir a Supervivientes? La gente se ha vuelto loca... ¿Cómo coño voy a meterme yo tres meses en una isla con todo lo que tengo que hacer?”, afirmaba recientemente Bertín. Una participación que, según el citado medio, sería clave para prorrogar el futuro del cantante de ‘Yo debí enamorarme de tu madre’ en Mediaset.

Y es que, o Bertín sirve para algo más que para coleccionar fracasos de audiencia en ‘Mi casa es la tuya’/Telecinco, o sus días en la cadena estarán contados: “En la negociación estaría interviniendo el propio consejero delegado de Mediaset España, Paolo Vasile, que estaría presionando a Bertín”, afirma el citado medio que insiste en la necesidad de rentabilizar en Supervienties, un contrato, el de Bertín con Telecinco, que al frente del formato de entrevistas se ha convertido en el hazmerreír del grupo.

Emma García

Carlos Sobera, a punto

Una realidad, las de las audiencias -Carlos Sobera con ‘Volverte a ver’ suena como recambio en esta franja horaria- a la que se suman quejas de compañeros de Osborne que han manifestado a la dirección su malestar por las formas/maneras de “una estrella venida a menos que sobrevive por lo que fue y avergüenza por lo que es”, afirman.

Osborne, aseguran estos miembros destacados del grupo, parece “no haber evolucionado y seguir anclado en el pensamiento neandertal”. ¿A que se refieren? A manifestaciones como esta.

“¿María Teresa Campos? Para pelotazo el de Carlos Sobera”. La millonada que arrasa Telecinco | Cuatro

Jorge Javier Vázquez y Sálvame

¿Sabéis por qué ha cerrado el CSIC en España? Porque aquí los únicos que espían son los de Telecinco. ¿Y por qué espían los de Telecinco, señores? Porque hay dos o tres docenas de “demonias” desocupadas que no han pegado un palo al agua en su vida y se llevan ocho o nueve horas sentadas en el corro ese”, explica Bertín de algunas personas destacadas/estrellas de Telecinco.

 “Que no veas el corro ese -refiriéndose a varios de los colaboradores de Sálvame-. Ahí comen, meriendan, insultan, se agarran el culo…A mí hace dos o tres años me invitaron y se ve que ese día me pillaron flojo y dije, voy a ir ahí. Y cuando me abren la puerta del plató y me dicen: pasa, miré y dije: y una mierda, ahí no entro yo. Ahora, como no tenía más remedio, lo que hice fue meter el culo contra la pared y el zócalo es que lo dejé limpio, limpio. Cuando estaba a cuatro o cinco metros de mi silla, me tiré en plancha. Y el presentador  -por Jorge Javier Vázquez- cuando vio que yo me iba a sentar en la silla… ¡animalito!”, en referencia a la opción sexual de Jorge.

Jorge Javier Vázquez

Una forma de ser/pensar que no ha caído en gracia entre aquellos compañeros de la cadena que no comparten el pensamiento de un Bertín por el que nadie mueve un dedo. Es más, la presencia de Osborne en Telecinco incomoda a aquellas personas que apuestan y abogan por un nuevo pensamiento en el que no tienen cabida opciones radicales, retrogradas y extremistas.

O Bertín se reinventa -y rápido- o sus días en el grupo están contados.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad