infanta Cristina | EFE

El piso de 50 millones del que la infanta Cristina no habla, pero ella sí. Y lo cuenta todo

stop

La hija del rey emérito Juan Carlos I y la venta que prefiere tapar

15 de julio de 2020 (13:01 CET)

La infanta Cristina sabe muy bien que, tras lo ocurrido con su marido, no es que la relación entre ella y su hermano Felipe sea precisamente buena. Y es que el vigente rey no le ha perdonado a su hermana todo el lío con el Caso Noos, sobre todo teniendo en cuenta que el follón puso a la monarquía en el punto de mira.

Es por eso que, si bien es cierto que la relación entre ellos no es tan mala como lo es entre Cristina y la reina Letizia, la hermana pequeña de Felipe no se atreve a decir nada sobre cómo éste debe gestionar el lío en el que está metido ahora su padre, el rey emérito Juan Carlos I.

El piso del que la infanta Cristina prefiere no hablar

De hecho, cuentan desde dentro que muchos de los líos del emérito eran conocidos por parte de la familia. Es más, tal y como se ha podido saber gracias a una grabación hecha por el ex comisario Villarejo en una de sus conversaciones con Corinna, una de las ex amantes de Juan Carlos I, publicada en Okdiario, parece ser que el emérito “tiene una máquina de contar billetes” en La Zarzuela.

Juan Carlos I y Corinna

La conversación grabada sin que la princesa lo supera por parte del ex comisario y que ahora ha visto la luz gracias a este medio no es de esas que gusten en La Zarzuela. Entre otras cosas porque en ella Corinna confiesa ciertas operaciones de su ex amante que, de nuevo, lo ponen contra las cuerdas.

Una de ellas, que cuenta que Cristina sí que conocía, es la de un piso en un prestigioso barrio de Londres que el Sultán de Omán regaló al emérito hace años pero que éste decidió vender.

Es como lo del piso aquí en Londres que le regaló el emir de Omán. Lo han vendido a alguien que ha pagado 50 millones de libras. Lo ha vendido hace poco a otro árabe, un joven. Ha sido una venta inside”, apunta Corinna en su conversación con Villarejo. El comisario, que sabía que aquella información era oro, le pregunta: “¿Falsa?” y ella contesta, “Sí, falsa”. Un nuevo episodio en este largo culebrón que, desde luego, no hace más que poner en el punto de mira, más si cabe, al emérito.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad