El peligro que esconde la lechuga (y cómo evitarlo si la consumes)

stop

No te lo cuentan

lechuga

14 de abril de 2020 (10:44 CET)

De la lechuga se han hablado maravillas durante muchos años y, aunque es cierto que ayuda a combatir el estreñimiento, la anemia, regula el colesterol alto y los niveles de azúcar, también tiene su lado oscuro. Te contamos el peligro que esconde la lactuca sativa y cómo evitarlo si es que forma parte de tu dieta habitual. 

Antes de llegar al gran peligro, comenzaremos por algunos inconvenientes de menor importancia que muchas veces pasamos por alto. Y es que la lechuga, en primer lugar, provoca gases que te pueden volver una sinfonía, además de la incómoda hinchazón. 

A su vez, favorece la retención de líquidos en el cuerpo, algo que genera un aspecto extraño, sin contar lo riesgoso para la salud. Por otra parte, la lechuga es capaz de crear una ilusión de que, asistida con cualquier alimento, por arte de magia lo volverá sano. Un ejemplo de lo último son las ensaladas con salsas o las hamburguesas con su respectiva porción de lechuga. Un espejismo que bajo ningún motivo es capaz de ocultar la realidad. 

lechuga riza Agronuquel

El gran peligro de la lechuga

Hasta ahora todo fue apenas un preámbulo del riesgo, debido a que el máximo problema de la lechuga se presenta en su tronco. ¿De qué se trata?

Resulta que el tronco de la lechuga se encuentra constituido por látex, es decir, un compuesto acuoso que está formado por resinas, ceras y grasas. El látex facilita que los agentes indeseados y negativos para el cuerpo, como el caso de microorganismos, terminen de quedar alojados. Lo peor del asunto es que ni con una limpieza exhaustiva se pueden eliminar por completo. En fin, la mejor manera de evitar el riesgo si eres un fiel consumidor del alimento antes mencionado, es descartar el tronco. Ningún alimento únicamente presenta beneficios, por ello, al momento de seleccionar nuestra comida predilecta, es necesario conocer las dos caras de la moneda.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad