Consistentes, sutiles o hasta veganas. Hay tantas fabadas como manos la preparan. Foto. Getty Images.

El peligro de la fabada asturiana (y otros guisos) que compras en lata

stop

Hay que tener esto en cuenta

16 de abril de 2020 (13:26 CET)

La fabada asturiana es una combinación de sabores que hace volar el gusto de los españoles. Su preparación tradicional y consumo eventual no representa problema alguno para la salud, sin embargo, al entrar en el terreno de los enlatados, todo cambia. Te contamos el peligro de este plato y otros guisos que debes evitar. 

El agente principal que hace peligroso a los guisos enlatados es el azúcar. De acuerdo a lo establecido por la OMS, la cantidad de azúcares libres que deben estar presentes en nuestros alimentos no debe superar el 10%. Desafortunadamente en España, los estudios de ANIBES determinaron que para el ciudadano promedio este valor se encuentra en 17% (9,6% azúcares intrínsecos + 7,3% azúcar agregado). 

Para el caso del azúcar agregado, que representa un agente que podemos regular, la mayor cantidad se halla en productos procesados. Ya teníamos una idea de su presencia en refrescos o en piezas de repostería, pero nunca en una fabada asturiana, por ejemplo. En este caso, se trata de Edulcorantes sin y bajos en calorías (ESBC), los cuales no tienen una base sólida sobre ser menos dañinos que el azúcar clásico. 

fabada

Un trabajo publicado por Nutrients y llevado a cabo por especialistas de CIBEROBN de la Universidad CEU San Pablo y de la Fundación Española de Nutrición (FEN), dejó importantes conclusiones. 

Se pudo demostrar que la cantidad de azúcar libre en platos que tienen base de legumbres, llegó a un 78%, esto para comidas ya preparadas enlatadas y no para legumbres individuales. 

Recomendación para la fabada asturiana (y otros guisos)

María de Lourdes Samaniego Vaesken, doctora de la Universidad CEU San Pablo y una de las cabezas visibles del estudio, en declaraciones para un medio de España, dio lugar a una recomendación que puede servir para la fabada asturiana y otros guisos: «Es necesario potenciar el consumo de legumbres, tanto frescas (cocinadas en el hogar) como conservadas. Las legumbres en conserva suponen un buen recurso para alcanzar las raciones recomendadas de este grupo de alimentos». 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad