El pacto de Felipe VI con Pedro Sánchez en un reunión top secret en Madrid

El acuerdo no contado entre el Jefe de Estado y el presidente del Gobierno

Fotografía: El pacto de Felipe VI con Pedro Sánchez en un reunión top secret en Madrid
Fotografía: El pacto de Felipe VI con Pedro Sánchez en un reunión top secret en Madrid

“La Corona debe preservar su prestigio y observar una conducta integra, honesta y transparente. El Rey quiere que sea conocida públicamente su decisión de renunciar a la herencia que personalmente le pudiera corresponder, así como a cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad puedan no estar en consonancia con la legalidad o con los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada y que deben informar la actividad de la Corona”, rezaba parte del comunicado de Felipe VI, en el que despojaba a su padre de su asignación y renunciaba a su herencia.

Cuentan que esta decisión radica en que Felipe lo sabía todo desde hace un año y que habría sido una forma de lavar su imagen y de reforzar la transparencia de la monarquía. Vamos, una pantomima para mejorar la imagen de la monarquía ante todos los españoles. Una estrategia para que todos en España sigan creyendo en la honestidad del Jefe de Estado.

El paso más difícil de Felipe VI

Sea como sea, cuentan que a Felipe le costó mucho tomar esta decisión. En el fondo, no deja de ser su padre. Pero el Rey tiene muy claro como actuar en estas situaciones, como ya demostró con el escándalo del caso Nóos en el que estuvieron implicados Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina.

Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín | EFE

Y no solo eso. Cuenta el medio El Topo que esta actuación ya estaba decidida desde hace un mes. Y lo habían pactado el Rey Felipe VI y el presidente del Gobierno de Pedro Sánchez.

El pacto entre Felipe y Pedro Sánchez

Según la publicación, habían llegado a este acuerdo con tal de crear un escenario de esperanza y confianza hacia la Casa Real. De calmar la opinión pública hacia los Reyes de España. Y también de desviar la mirada de la pandemia que se estaba iniciando en España y en todo el mundo.

El rey Felipe VI recibe a Pedro Sánchez en la Zarzuela el 17 de septiembre de 2019. Foto: EFE/BallesterosPero las informaciones que empezaron a salir acerca de las relaciones de Juan Carlos I y Corinna, lo que frenó la exoneración de el emérito.

Al final ha sido la crisis del coronavirus lo que ha precipitado todo. La necesidad de un mensaje positivo desde las autoridades era necesario. Y este miércoles Felipe reforzará su discurso con una comparecencia pública en la que habrá que ver si habla del tema.

Publicidad