El nuevo retoque de Terelu Campos: 3.000 euros para una cara toda nueva

La hija de María Teresa Campos se hace una puesta a punto para regresar a Sálvame

Fotografía: El nuevo retoque de Terelu Campos: 3.000 euros para una cara toda nueva » Diario Gol
Fotografía: El nuevo retoque de Terelu Campos: 3.000 euros para una cara toda nueva » Diario Gol

Terelu Campos está pasando unas fabulosas vacaciones en Málaga. Como todos los años visita la ciudad que la ha visto crecer y tantas alegrías le ha dado. Allí tiene familiares y muchos amigos, a los que visita siempre que puede escaparse. Este año ha viajado sola, aunque Carmen Borrego y María Teresa Campos se han desplazado unos días, especialmente para grabar la entrevista de la matriarca con su hija Terelu desde la casa familiar en Málaga. 

Entre tanto, Terelu se ha sometido a un nuevo retoque estético. Una vez más es superficial, ya que como ella ha confesado en más de una ocasión, le da miedo pasar por quirófano si no es imprescindible por salud. A la hija de María Teresa Campos no le hace falta ya que está guapísima al natural. Sin embargo el paso de la edad no perdona y a Terelu le gusta cuidarse y verse bien consigo misma. Por este motivo se ha sometido a un tratamiento revolucionario. 

terelu se da un tratamiento revolucionarioRecibe el nombre de «Ultheraphy» y es un procedimiento de lifting, no invasivo que estira los tejidos con un mecanismo de calor que calienta los mismo en un tiempo concreto consiguiendo miles de diminutos y precisos puntos de coagulación. Este tratamiento revolucionario tiene un valor de 3.000 euros. 

Esta técnica revolucionaria la ha llevado a cabo en una clínica de Málaga aprovechando su estancia en la ciudad. El tratamiento no tiene efecto inmediato y hay que esperar unos días para ver el cambio. La piel recuperará elasticidad y luminosidad. Tal vez se está preparando para su esperado regreso a Sálvame como colaboradora. Algo que todavía está en negociaciones y que ella no ha aceptado, aunque ya ha dado el primer paso. 

 

Publicidad