El niño rico de Madrid al que Felipe VI tiene vetado por este lío ¡con ella!

stop

El nombre que el Jefe de Estado no quiere que suene en Zarzuela

Felipe VI y Letizia en su coche

18 de abril de 2020 (12:22 CET)

Se cuenta en el entorno de Zarzuela que la relación entre la Reina Letizia con su familia política no es todo lo sana que debería. Hasta tal punto que la monarca le habría pedido a su marido, el Rey Felipe VI, que no quiere ver más por Palacio a cierta personas.

Empezando por la infanta Cristina, pues la ex de Televisión Española no quiere relacionarse con personas corruptas como Iñaki Urdangarín no con las que las apoyan, como su cuñada. Tampoco a su otra cuñada, la infanta Elena, a la que tampoco perdona que se posicione en favor de Cristina e Iñaki.

No son bienvenidos

Tampoco le hace especial ilusión ver al rey emérito Juan Carlos I. El presunto cobro de 100 millones de euros en comisiones de Arabia Saudí ha terminado de alejar a Letizia de su suegro, del que tampoco nunca vio bien su faceta promiscua.

Y qué decir que  la emérita doña Sofía. Todavía sigue en la memoria de muchos españoles la escenita vivida en la misa de Pascua en la Catedral de Palma en 2018 entre suegra y nuera. Aquella en la que Letizia intentó evitar que Sofía se tomara una foto con sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Los vetos de Felipe VI

Pero Letizia no es la única que pone vetos en Zazuela. Cuentan que habría algunas personas a las que Felipe tampoco quiere oír ni hablar. Nombres que en el pasado estuvieron relacionados con la monarca. Por ejemplo, a Kitín Muñoz. Y el motivo sería el mismo por el que no quiere saber nada de David Tejera: ambos son ex novios de la reina.

Kitin Muñoz

Muñoz, que acaba de ser condecorado con la Cruz al mérito Naval, es uno de los ex novios de Letizia, tal y como afirma Pilar Eyre en un artículo en la revista Lecturas. Concretamente, mantuvieron un affaire en 2001, cuando la monarca trabajaba en CNN+. Justo cuando rompió con David Tejera, según afirma la periodista. Una Eyre que define a Kitín como “un soltero de oro, un navegante trotamundos, un científico dedicado desde niño a emprender travesías románticas e imposibles”.

“Fue un romance en libertad que duró dos meses, hasta que Letizia conoció a Felipe, y Kitín, a Kalina, con la que compone una de las uniones más sólidas de nuestro panorama”, escribe la cronista.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad