El mote con el que Alejandra Rubio humilla a María Patiño por la espalda

stop

Nunca deja indiferente

Alejandra Rubio

13 de mayo de 2020 (19:15 CET)

Alejandra Rubio ha quedado en evidencia por una actitud ofensiva hacia María Patiño que nadie esperaba. En la televisión existen dos mundos que incontables veces son opuestos, pues lo que las personas observan desde sus hogares, poco coincide con el trato interno de las personalidades públicas en los estudios de grabación. Esta vez todo se ha salido de control. 

La relación entre Rubio y Patiño se ha deteriorado aceleradamente en el último tiempo, tanto, que los apodos se hicieron parte de esta disputa entre protagonistas de 28 años de diferencia. ¡Qué está pasando!

Miguel Frigenti fue quien encendió la llama de la disputa al revelar para Telecinco que Rubio había dicho lo siguiente a Lydia Lozano: «Vieja de m***da». Definitivamente no es el mejor apodo para una compañera de trabajo, lo que denota una tensión que va en aumento. A su vez, Lydia indicó que la actitud de Alejandra Rubio está llena de altanería. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

FaceTime shooting 🖤📸 @danielsmithstudio #facetimephotoshoot

Una publicación compartida de ALX 🖤 (@alerubioc) el

Pero esto no fue todo, ya que María Patiño puso de su parte en el programa Socialité para el momento de críticas y dijo sobre la hija de Alejandro Rubio y Terelu Campos: «No se prepara las intervenciones, está más preocupada de sus modelitos». Los códigos de confidencialidad en estos casos de enemistad se vuelven completamente inexistentes. 

Alejandra Rubio no perdona a María Patiño

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

I have no soul silly mortal 🖤. @omidarko

Una publicación compartida de ALX 🖤 (@alerubioc) el

Por último, uno de los antiguos amigos más cercanos de Alejandra Rubio, dejó la siguiente bomba con apodo incluido: «Se (Alejandra) ha reído siempre de colaboradores de Sálvame, llegando a insultar a ‘una mosquita muerta con la vena gorda’ por haberle quitado el programa a su madre».

Lo que se vive en el magacín es una situación límite que tenderá a empeorar con el paso del tiempo y puede dejar algún despido en el camino. Veremos si María Patiño logra controlar con su experiencia el contexto, o si no se guarda nada para los siguientes meses.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad