“El mayor escándalo de María Teresa Campos no se cuenta” (y es éste)

stop

La periodista malagueña no pasa por su mejor momento económico y ha tenido que reducir gastos

María Teresa Campos Telemadrid

04 de octubre de 2019 (11:01 CET)

María Teresa Campos pasa por una situación delicada. El programa que tanto añora parece que no va a llegar. Por lo menos hasta que haya un gobierno sólido tras las elecciones del 10N. Su destino era la cadena pública, donde según ella iba a presentar un espacio de variedades. Esto sucedería en el mes de octubre, pero finalmente no será así. De nuevo se queda sin programa y ya han pasado casi tres años desde que Telecinco decidiese cancelar Qué tiempo tan feliz y estrenar Viva la vida. 

La presentadora, quién siempre ha dejado claro su deseo de trabajar, lleva casi tres años sin reportar ningún ingreso. Por este motivo, las deudas económicas se están incrementando. La periodista debe hacer frente a los gastos de su chalet, que no consigue vender. Además ha tenido que recortar gastos de su alto nivel de vida. Ni chófer, ni jardinero y casi ni personal de la limpieza. 

Y encima para colmo tiene a su lado a Bigote Arrocet. El humorista pone buenas intenciones a todo lo que hace, sin embargo solo consigue empeorar la situación. Él es todo un emprendedor y ha sacado nuevas empresas, pero sin éxito. El chileno invertió sus ganancias tras la participación en Supervivientes. Creó empresas de importación, informática, producción televisiva y hasta de reformas de inmuebles. Nada ha funcionado. A día de hoy no cuenta con ninguna propiedad a su nombre en España. 

Bigote Arrocet llorando

Todo empezó en 1991 cuando presentaba el mítico concurso La ruleta de la fortuna en Antena 3. Edmundo fundó Dorata SL. En 1995 la compañía dejó de operar. Su último balance presentaba importantes perdidas. 

La compañía se registró con el fin de producir, comercializar y distribuir “productos audiovisuales de televisión, vídeo y cine, musicales, teatrales y radiofónicos en cualquier soporte”. Al poco tiempo se amplió su actividad a “fabricar, vender, comprar y participar en todo lo relacionado con materiales de construcción y maquinaria relacionada”. Después se pasó al sector de la construcción al ver el boom que experimentó. Sin embargo, ni un negocio ni el otro le funcionó. 

Arrocet no tiene ahora mismo ninguna propiedad a su nombre. Cuenta con algunas empresas pero ninguna tiene actividad desde hace años. En la mayoría de compañías aparece como administrador único. Desde que participó en 2014 en Supervivientes y tras su último fracaso, Bigote Arrocet ya no volvió a crear una empresa. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad