El mayor error de Adara Molinero en el cirujano plástico

Adara Molinero reaparece en sus redes sociales muy enamorada, pero confiesa uno de sus mayores problemas al que piensa ponerle solución. La ganadora de GH VIP 7 no está contenta con una parte de su cuerpo y se arrepiente

Fotografía: El mayor error de Adara Molinero en el cirujano plástico
Fotografía: El mayor error de Adara Molinero en el cirujano plástico

Adara Molinero aprueba las operaciones y los retoques estéticos siempre y cuando sean para mejorar una parte de tu cuerpo y por salud principalmente. A diferencia de otras famosas, ella nunca ha escondido sus operaciones. Tras su experiencia personal debe confesar que se arrepiente de todas y cada una de ellas.

La noche del martes, Adara Molinero aprovechó que su hijo dormía y que Rodri estaba fuera de casa para hacer un directo con sus seguidores en Instagram. Como sorpresa, la ganadora de GH VIP 7 añadió a su madre quién estaba despierta en ese momento. Ambas hablaron de retoques estéticos, entre otros temas.

Con 27 años se arrepiente de todos los retoques, ya que a esa edad el cuerpo todavía no muestra ningún envejecimiento, al contrario. La peor operación para ella fue la de pecho. «Yo todo lo que me he hecho me lo quiero quitar. Me hice lo de las cejas (Microblading) y me lo quiero quitar. Y me hice otra cosa, y ahora me la quitaré…», afirmaba.

Fotografía: El mayor error de Adara Molinero en el cirujano plástico

Adara Molinero aconsejó a sus seguidoras a no operarse los pechos ni ninguna parte de su cuerpo si no es que tienen un serio complejo o es algo perjudicial para su salud. «Le diría a la gente que no se operen del pecho, yo quiero volver a estar como antes. Me arrepiento muchísimo, que no lo haga a no ser que sea un complejo que ni pueda ni mirarse», sentenciaba.

A diferencia de muchas otras mujeres, ella quería tener una talla más pequeña. Sin embargo, una vez visto el resultado se vio los pechos enormes. No se gustó. Quiere volver a pasar por quirófano para quitarse las prótesis y volver a tener sus pechos naturales.