El matrimonio de Irene Rosales se tambalea

Irene Rosales habló en 'Viva la vida' de los problemas de su matrimonio con Kiko Rivera y confirmó que hubo algunas infidelidades y que han estado a punto de acabar con todo, pero le ha vuelto a perdonar porque ahora la necesita

Irene Rosales
Irene Rosales

Durante mucho tiempo el matrimonio de Irene Rosales y Kiko Rivera ha estado relacionado con rumores de crisis. Ahora ambos protagonistas de la historia lo han confirmado tras salir a la luz unos mensajes que el DJ se envió con una camarera de su discoteca ‘Hoyo’ cuando la colaboradora estaba al cuidado de su madre enferma. Era una época difícil para la pareja, discutían casi a diario y estuvieron a punto de separarse.

Antes de que se sentase Kiko Rivera en plató ha sido Irene Rosales quién ha dado la cara por él en ‘Viva la vida’. “De los mensajes de Techi no me creo nada”, es lo primero que ha querido dejar claro. El mismo Kiko Rivera lo ha desmentido.

Fotografía: El matrimonio de Irene Rosales se tambalea

Irene Rosales está muy harta de que se hable de las supuestas infidelidades de su pareja. “No me hace daño pero en cierto modo nos puede perjudicar porque yo ahora tengo que estar dando la cara. Lo que me fastidia es que quieran lucrarse. Que se dedique a hacer otro tipo de cosas y que nos deje a nosotros. Que a mi marido lo deje”, son las palabras con las que ha pedido que la gente deje de hablar de ellos y no se entrometan en su matrimonio.

Ella siempre ha defendido que lo que pasa en su casa se queda en su casa, sin embargo cuando eres un personaje público es lo que sucede. «Si se ha equivocado es cosa de él y mía. No lo voy a excusar porque no tiene excusa ninguna pero es algo nuestro que no tiene que afectar a nadie más”.

Además ha defendido a su marido afirmando que con ella «él siempre me ha sido sincero. No tiene nada que perder en decirme algo de verdad o algo de mentira. Ha habido momentos en los que algo ha pasado y me ha dicho la verdad”, ha desvelado.

Fue ella quién vio un cambio en su marido y descubrió los mensajes. Éste le confesó la verdad y le pidió mil veces perdón. “He desconfiado de Kiko Rivera cuando yo he olido algo”, ha reconocido. 

Le da otra oportunidad más. “Si siento que tengo que perdonar a mi marido, si doy ese paso, es porque voy a confiar en él”. “Me da miedo que el cuerpo me diga hasta aquí”, ha dicho ante el temor que tiene porque todas estas situaciones le van pesando.