El lío de cama de Meghan Markle con un famoso inglés (“Harry es un cornudo”) que destapa una amiga

stop

Una amiga de la duquesa de Sussex ha revelado en una autobiografía aspectos desconocidos de ella

Meghan Markle

22 de mayo de 2019 (11:33 CET)

Meghan Markle es siempre noticia desde que dejó su trabajo como actriz y se instaló en la familia real británica. Las primeras críticas llegaron cuando nadie en la corona aceptaba el trabajo de la duquesa de Sussex. No obstante, día tras día le han ido llegando muchas más críticas como su afán de protagonismo o la mala relación con Kate Middleton y la Reina Isabel II. Incluso al ser mamá. 

Reportera Lizzy Cundy

Ahora el último disgusto se lo lleva gracias a la que ella consideró siempre como una gran amiga. Hablamos de Lizzy Cundy, presentadora de la televisión británica y conocida por su matrimonio con el jugador del Totenham Jason Cundy, de quién se divorció en 2012. La periodista ha sacado a la venta su primera autobiografía. Y por supuesto en ella habla distendidamente de Meghan Markle. 

Ambas se conocieron cuando la duquesa de Sussex rompió su relación con el productor de cine, Trevor. Todavía no conocía al príncipe Harry. De hecho quería disfrutar de su soltería."¿Conoces a algún tipo famoso? Soy soltera y realmente amo a los hombres ingleses", dijo Meghan. A la reportera se le vino a la mente el nombre de Ashley Cole, uno de los futbolistas más aclamados de la Premiere League y que más portadas han copado por su relación con la cantante Cheryl. No le gustó la idea. El futbolista no tenía una buena reputación. 

En el libro cuenta que ya no mantiene ninguna relación con su amiga. Desde que se casó con Harry no la ha vuelto a ver nunca más. Lo único que sabe de ella es por la prensa. Pero no se quedó callada en esa frase. Quiso revelar un dato desconocido. El intercambio de mensajes entre Meghan Markle y Matt Cardle, ganador del Factor X de 2010. Con él, la duquesa empezó a coquetear cuando estaba soltera. Era un juego. Unos piropos, nada del otro mundo. Pero los medios británicos se han hecho eco de la noticia y hoy es portada. 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad