Infanta Cristina | EFE

El lío de cama de la infanta Cristina que ruboriza a la clase más tradicional de España

stop

El secreto de la hermana del rey Felipe VI que deja a muchos con la boca abierta

08 de mayo de 2020 (12:55 CET)

La infanta Cristina sigue con su confinamiento en Ginebra junto a sus hijos. Por el contrario, su marido, Iñaki Urdangarin sigue cumpliendo condena en España a raíz del Caso Noos.

Fue precisamente cuando estalló el escándalo que involucraba a su marido, entre otros, cuando la hermana del rey Felipe VI decidió trasladarse a Suiza para alejarse de los paparazzi y de los encuentros incómodos con la prensa.

Fue, de hecho, su hermano, Felipe, el que ‘invitó’ a su hermana a que se alejara de España. La imagen de la monarquía había quedado tocada por aquel escándalo y en la Casa Real consideraron que una muy buena manera de intentar suavizar las cosas era con Cristina y su familia lejos de la capital española.

El lío de cama de la infanta Cristina

Pero claro, al margen del lío judicial y mediático que supuso el caso para la pareja, muchos se quedaron con la boca abierta al ver que Cristina e Iñaki siguieron adelante con su relación.Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín | EFE

 

No eran pocos los que aseguraban que, teniendo en cuenta que la hija de Juan Carlos I y Sofía aseguró que desconocía algunos de los aspectos empresariales de su marido, lo más prudente es que la relación llegara a su fin y así que Urdangarin no tuviera ya nada que ver con la Casa Real.

Pero Cristina decidió no hacer caso a este tipo de recomendaciones. Y uno de los motivos, según apuntan algunos desde el circulo cercano de la pareja, es que los dos se entienden muy bien en la intimidad. Un lío de cama que, cómo no, teniendo en cuenta que en este tipo de cosas la clase más tradicional de nuestro país no es que esté muy avanzada, ruboriza a más de uno.

El caso es que, a no ser que la situación de un giro radical, nada hace pensar que Iñaki y Cristina van a seguir los pasos de la infanta Elena y Jaime de Marichalar. Ahora, una vez desvelado este íntimo motivo, muchos ya lo entienden.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad