Kiko Rivera en la cama en GH DÚO

El lío de cama de Isabel Pantoja que destapa Kiko Rivera en GH DÚO

stop

El DJ quiere pedir una hora sin cámaras a la dirección para estar con su mujer a solas y dar rienda suelta a la pasión

05 de abril de 2019 (15:07 CET)

Kiko Rivera está que explota y esta vez no es por una mala relación con un concursante de GH DÚO. Todo lo contrario. Es la primera vez que el DJ ha aguantado más de tres semanas en un concurso. Concretamente lleva ya tres meses encerrado en la casa más famosa de la televisión. Es la primera vez por tanto que el hijo de Isabel Pantoja lleva tanto tiempo sin tener relaciones sexuales. Algo que no puede aguantar y más teniendo a su mujer en la casa. En muchas ocasiones este ha mostrado un acercamiento, pero esta aunque también deseosa se ha negado. 

Irene Rosales no está dispuesta a que los millones de espectadores del formato la vean mantener relaciones sexuales en directo. Por eso se aguanta y contiene la pasión. El truco para evitar a su marido es acostarse antes que él, tal y como le desveló a Alejandro Albalá quién no pudo entener como es capaz de aguantar tanto tiempo. 

Kiko Rivera habló con Juan Miguel sobre su pareja y las relaciones sexuales. Ambos mantuvieron una conversación muy divertida y desveló aspectos desconocidos, como la recomendación de Isabel Pantoja cuando entrasen a la casa.  “Tú tienes que hacer como dijo mi madre. ¿Qué te dijo mi madre que hiciéramos? Dijo: ‘Ustedes hacer mucho edredoning’. Sois un matrimonio, es normal”, confesó.

Kiko Rivera e Irene Rosales

El peluquero se ofreció a cederles su cama ya que es la única que esta fuera del ángulo de las cámaras. Los realizadores eran conscientes de que en esa cama no podía suceder nada de nada.  “Escucha una cosa, pero ahora no hay nadie, estamos en familia, antes había mucha gente mala… y esos hablaban y lo contaban todo, ahora no va a contar nadie nada”, dijo Juanmi. El concursante no paró de aconsejarles que lo hiciesen. 

Kiko Rivera pide una hora sin cámaras

GH DÚO tiene las horas contadas. El reality vivirá su gran final el próximo 11 de abril. A partir de entonces los concursantes podrán disfrutar de plena libertad y volver a su rutina diaria con total intimidad. La libertad y la intimidad es lo que más valoran ahora mismo los habitantes de la casa más famosa de la televisión. Algo de lo que carecen y piden a gritos.

Así lo ha manifestado Kiko Rivera en una conversación de pareja con Irene Rosales. El hijo de Isabel Pantoja está que se sube por las paredes. No aguanta más y necesita tener un encuentro íntimo con su mujer. Por eso no es de extrañar que pida una hora sin cámaras. “Vamos a despedirnos con una hora sin cámaras“, le decía Rivera a Irene Rosales, quien respondía con una clara negativa.

“Ya queda muy poco”, añadía ella, mientras se reía y tonteaba con su pareja. “El público lo quiere”, decía Kiko Rivera. “No lo quiere. Pero es que el público no tiene que querer. Más ganas de las que tengo yo, no las va a tener nadie. Cuando me pregunten: ‘¿Qué vas a hacer cuando vayas al hotel?’“, decía Irene Rosales, dejando la respuesta un poco en el aire y riéndose. Parece que ambos tienen claro lo que quieren.

“¿Y qué vas a hacer?”, le pinchaba un poco más Kiko Rivera. “¿Te lo explico y te lo cuento? No voy a dejar entrar a nadie“, respondía Irene Rosales. “¿Por qué? ¿Qué quieres?”, volvía a insistir el cantante. “¿Yo? Hacer el amor contigo“, contestaba Irene Rosales. Ahora hay que ver si aguantan estas dos semanas o pedirán una hora sin cámaras.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad