El lío de Ana Guerra (OT) con la policía que Aitana, Amaia, Alfred y Cepeda callaban (y sale a lu luz)

stop

La cantante tinerfeña publicó un libro autobiográfico, Con una sonrisa

Ana Guerra

17 de junio de 2019 (13:10 CET)

Todos conocemos a Ana Guerra por su participación en Operación Triunfo 2017. La joven llegó a convertirse en una de las finalistas de su edición. Gracias a su desparpajo y naturalidad ha conseguido ganarse el cariño del público y es una de las cantantes con más proyección junto a Aitana Ocaña, Lola Índigo, Amaia o Alfred. Tras su actuación de la Bikina, una canción de Luis Miguel, alguien a quién adora, hubo un antes y un después en el concurso. Desde esa gala 5 su carrera fue meteórica y se posicionó como una de las favoritas bajo el apodo de "la bikina" o "Ana War". 

Ana Guerra con una sonrisa su primer libro

Los artistas ya no solo se quedan con sus trabajos discográficos. Ahora también colaboran en televisión y sacan sus propios libros. En especial, libros autobiográficos. Ana Guerra lanzó el suyo hace un par de meses y sus seguidores pudieron descubrir gracias a el aspectos desconocidos de su vida. 

Ana Guerra intentó desde bien pequeña labrarse un futuro en el mundo de la música, pero no fue hasta OT 2017 cuando recibió esa oportunidad que realmente se merecía. De pequeña la pudimos ver pasando desapercibida en Menudas Estrellas o Veo Veo. Los comienzos en el mundo de la música no fueron nada sencillos y ella lo explica claramente. 

La tinerfeña estuvo vendiendo por las calles, de forma ilegal, un disco que había grabado ella misma. Lo contaba en una reciente entrevista en el programa radiofónico de La Ser Hoy por Hoy Madrid, presentado por Marta González Novo. Sus primeros pinitos los dio cantando boleros. De hecho esas eran las canciones que se incluían en este misterioso disco. La presentadora le preguntó sobre la posibilidad de grabar un disco de boleros y ella respondió: “Sí. De hecho tengo uno. Se llama con B de Bolero, que lo saqué y lo vendía ilegalmente cuando cantaba en la calle. Nos costó 50 euros por cabeza y creamos versiones de mogollón de boleros y los vendíamos por la calle”. 

El libro tiene una visión muy positiva pero se cuentan pasajes no tan divertidos. La lucha por un sueño que al final ha logrado.“Hace solo un año, mi sueño de dedicarme a la música se hizo realidad. Eso es lo más maravilloso que me ha pasado jamás. Pero también me da mucho vértigo. Por eso intento no olvidar nunca todo lo que he aprendido en el largo camino que me ha traído hasta aquí. Y así es como nació este libro, para recordar cuáles son las cosas importantes de esta vida y para dar las gracias, con una sonrisa, a todas las personas que me han acompañado en este viaje”, cuenta. 

Por fin sus discos se venden en las principales plataformas comerciales y lidera las listas de éxitos. Felicidades bikina. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad