El jamón serrano esconde una bomba bestial que deberías conocer (y es ésta)

stop

La historia cambia

Jamon Serrano

10 de abril de 2020 (10:45 CET)

El jamón serrano es de esos alimentos que, por lo atrapante de su sabor, se piensa que es dañino. Lo cierto es que esconde una bomba bestial que deberías conocer de inmediato. ¿El spoiler? Se trata de un aspecto positivo comprobado por medio de distintas investigaciones. 

Hasta hace muy poco, el jamón serrano era prohibitivo para muchas personas, ya que su cantidad de sal podía representar un riesgo para los hipertensos principalmente. Sin embargo, una nueva investigación liderada por un proyecto llamado BACCHUS con profesionales de la UCAM, ha dado marcha atrás a la afirmación inicial. 

Jamón serrano a la venta en una tienda. Imagen con fines ilustrativos. Foto: Pixabay

Uno de los investigadores de renombre, el doctor José Abellán, quien cumple como director de la Cátedra de Riesgo Cardiovascular, señala que hay más de un beneficio implícito

De acuerdo a lo que se pudo conocer de algunos investigadores de la UCAM, el descubrimiento se describe de manera general como: «Estaríamos ante un alimento con excelentes propiedades nutritivas y cardiosaludables». 

Esto no debe ser malinterpretado como una invitación a comer jamón hasta que se acabe el mundo. Los excesos, hasta de un alimento que tenga miles de beneficios, lo transforman en una bomba de tiempo para la salud. 

Descubrimiento favorable del jamón serrano

Lo primero es que no genera problemas de hipertensión, una gran noticia para todas esas personas que por temor y precaución se alejaron de uno de sus alimentos favoritos. Aunque esto no es lo más interesante, sino la presencia de péptidos (Unión de moléculas de aminoácidos) que pueden ayudar a controlar la diabetes y el colesterol. El giro de la historia fue completo dándole otro enfoque al análisis. 

Todavía falta realizar investigaciones precisas con respecto a la relación del alimento con la diabetes y el colesterol, pues los primeros hallazgos se notaron de rebote, ya que el objetivo del estudio era el riesgo del jamón serrano en la presión arterial. ¿Volverán a la carga los aficionados del jamón?

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad