El infierno de Leonor y Sofía: la prohibiciones extremas de su madre

stop

La reina Letizia marca perfil con sus hijas

Leonor, Sofía y Letizia. EFE

06 de julio de 2020 (14:11 CET)

Siempre se ha dicho que la reina Letizia es muy proteccionista con sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Tanto que la monarca tiene una serie de prohibiciones vigentes en Zarzuela que impone a las jóvenes. Algunas de ellas son prevalentes, mientras que otras se limitan a ocasiones especiales.

Lo que no pueden hacer nunca

Por ejemplo, entre las primeras está la de no tomarse fotos con su abuelo. La animadversión entre Letizia y su familia política no es ningún secreto. Sobre todo con Juan Carlos. A Letizia no le gusta tener cerca presuntos corruptos y promiscuos. Y no quiere que trasciendan imágenes de sus hijas con este tipo de personas.

Juan Carlos I y Leonor | EFE

Asimismo, y de fotos va la cosa todavía, le tiene prohibido llorar en público. Teme que se puedan utilizar esas imágenes en el futuro.

Por otro lado, tampoco les permite comer dulces, grasas o fritos. En este sentido, se conoce que Letizia ya intervino en el diseño del menú del colegio. Y las mimas normas también se siguen en Zarzuela.

Otra de las restricciones que tienen impuestas normalmente son las de no ver películas dobladas. Letizia prefiere que las vean en versión original, de forma que practiquen los idiomas que estudian. Estos son chino, inglés, euskera, gallego y catalán.

Mientras tanto, cuando llegan las fechas de sus cumpleaños, el 31 de octubre en el caso de Leonor y el 29 de abril en el de Sofía, no pueden invitar a sus compañeros a ninguna fiesta, así como tampoco aceptar ningún regalo.

Vía libre el fin de semana

En cuanto a las prohibiciones temporales, Leonor y Sofía están obligadas a irse a dormir a las 9 de la noche. Letizia considera que el descanso es fundamental para la salud y la imagen.

La princesa Leonor y la infanta Sofía | EFE

Del mismo modo, tampoco pueden disfrutar de internet y televisión durante la semana. La monarca quiere que se centren en sus estudios y obligaciones y no permite que pasen horas frente a la pantalla.

Estas dos últimas condiciones se limitan a los días laborables. El fin de semana, al no tener obligaciones escolares, Letizia da luz verde al ocio.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad