El hombre en la sombra en la vida de Paz Padilla. El gran apoyo tras el fallecimiento de su marido

La presentadora gaditana se encuentra en Zahara de los Atunes junto a su hija Anna Ferrer

Fotografía: El hombre en la sombra en la vida de Paz Padilla. El gran apoyo tras el fallecimiento de su marido » Diario Gol
Fotografía: El hombre en la sombra en la vida de Paz Padilla. El gran apoyo tras el fallecimiento de su marido » Diario Gol

Anna Ferrer se ha convertido en el apoyo más importante para Paz Padilla después de perder a pilares muy importantes en su vida, como su madre y su marido. En febrero fallecía Doña Lola a los 91 años y tan solo 4 meses después, con un confinamiento de por medio, perdía la vida tras una larga enfermedad el gran amor de su vida, Antonio Juan Vidal, a los 53 años. 

Paz Padilla estaba rota. Ella era conocedora de la enfermedad y no quiso compartirlo con nadie. Lo llevó todo en la más estricta intimidad. Solo su familia más allegada, como su hija y sus hermanos, era conocedora de la fatal noticia. El matrimonio se enteró el año pasado por estas fechas cuando éste ingresó en el hospital y la gaditana canceló su gira de teatro. 

Se desconoce cuando volverá a recuperar sus compromisos profesionales. Ahora mismo se encuentra en Zahara de los Atunes donde es muy feliz. Un lugar que le hace estar más cerca de su amor. Precisamente todos los días visitan la playa donde se conocieron y se casaron. Allí le dieron el último adiós con una ceremonia muy propia de Paz. Siempre con una sonrisa, incluso en los malos momentos. Paz Padilla no se separa de Anna Ferrer e Iván, el novio de su hija. El simpático surfero se ha convertido en el apoyo más importante para ella. Ambos se sientan en las tumbonas en la playa y comparten horas de conversación. La gaditana está muy orgullosa del novio de su hija. El joven reconforta a madre e hija. 

Este año ha sido muy difícil, pero han aprendido muchas cosas. Anna Ferrer ha querido compartir una profunda reflexión con sus seguidores tras decir adiós a su abuela y al marido de su madre. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El lujo de saber vivir el momento – Siempre he querido llevar a la práctica eso del “aquí y ahora”, pero no lo acababa de conseguir, lo intentaba, pero en seguida me perdía pensando en otras cosas, preocupada por temas futuros, o simplemente pensando en tareas pendientes por hacer. Pero cuando la vida te enseña que no puedes hacer planes, que no puedes dar por hecho algo tan simple como es la vida, entiendes que el hoy es, simplemente, un regalo. Y lo disfrutas. Cada mínimo instante. Lo exprimes y lo guardas en tu memoria. Y cuando entiendes eso, cuando aprendes que el mañana no está garantizado, te tomas la vida de otra manera, te vuelves fuerte, casi indestructible… La vida es cómo es, y no cómo te gustaría que fuera. Y yo quiero vivirla.

Una publicación compartida de ANNA PADILLA (@annafpadilla) el

“El lujo de saber vivir el momento. Siempre he querido llevar a la práctica eso del “aquí y ahora”, pero no lo acababa de conseguir, lo intentaba, pero en seguida me perdía pensando en otras cosas, preocupada por temas futuros, o simplemente pensando en tareas pendientes por hacer. Pero cuando la vida te enseña que no puedes hacer planes, que no puedes dar por hecho algo tan simple como es la vida, entiendes que el hoy es, simplemente, un regalo. Y lo disfrutas. Cada mínimo instante. Lo exprimes y lo guardas en tu memoria. Y cuando entiendes eso, cuando aprendes que el mañana no está garantizado, te tomas la vida de otra manera, te vuelves fuerte, casi indestructible…La vida es cómo es, y no cómo te gustaría que fuera. Y yo quiero vivirla”, ha escrito junto a un vídeo donde mira a cámara sonriente y después disfruta de un precioso atardecer en la famosa playa. 

 

Publicidad