El hombre en la sombra de Paz Padilla. “Profundamente enamorada”

Paz Padilla cuenta cómo vivió después de separarse de Albert Ferrer, el padre de su única hija

Fotografía: El hombre en la sombra de Paz Padilla. “Profundamente enamorada”
Fotografía: El hombre en la sombra de Paz Padilla. “Profundamente enamorada”

Con el triste fallecimiento de Juan Antonio Vidal, todos conocemos la increíble historia de amor entre Paz Padilla y su compañero de vida. Sin embargo, poco o nada se sabe del padre de su hija Anna Ferrer. Como ya contamos en otras ocasiones, conoció a Albert Ferrer en la televisión. Éste era el representante de Chiquito de la Calzada. Lo conoció cuando acudió al programa ‘Genio y figura’ y demostró su talento sobre el escenario. Albert también fue su representante. Después llegó la serie ¡Ala…Dina!, cuando acaba de nacer su pequeña. Su gran éxito profesional. Pero tras dos temporadas decidió dejar la ficción perdiendo así a su protagonista. Padilla decidió apartarse de los medios durante unos años para cuidar de su hija. Algo de lo que Concha Velasco le dijo que se arrepentiría, pero no fue así.

Pocos años después de tener a Anna, Padilla y Ferrer se separaron. Estos discutían bastante y al llegar a casa no podían separar la vida profesional de la personal. Trabajaban y vivían juntos. Se veían las 24 horas del día y eso hizo desgastar a la pareja. Tras una fuerte crisis, en octubre de 2003, firmaron la separación.

Fotografía: El hombre en la sombra de Paz Padilla. “Profundamente enamorada”

Albert me dejó de un día al otro, y lo pasé muy mal. Me dijo que a él se le había apagado el amor. Lloré mucho, pero nunca le dije que aún le quería. Llevábamos siete años juntos. Cuando venía a por la niña, me maquillaba y le contaba chistes, para mostrarle que estaba bien, pero cuando cerraba la puerta me hinchaba a llorar otra vez”, ha contado Paz.

Unos años después ha encontrado al amor de su vida. Quién le iba a decir que sería su compañero de trabajo, cuando era enfermera en un hospital de Cádiz. Se volvieron a reencontrar y no se han separado hasta que la muerte lo ha hecho por ellos. Algún día la vida les dará una tercera oportunidad.