Kiko Rivera en Supervivientes

El hazmerreír de España. Vídeo bochornoso de Kiko Rivera: “Garrulo, retocado hasta la vergüenza y muy acabado”

stop

El documento que no querrás volverá ver jamás

27 de julio de 2020 (14:10 CET)

En los últimos tiempos parece que cualquiera es capaz de sacar a la venta un disco musical. Gracias a los retoques digitales ya no hace falta cantar bien o tener nociones de composición. Basta con lucir un cuerpo atractivo y mover un poco las caderas para que un tema se haga viral y genere importantes ingresos al más pintado.

En este sentido, no hace falta más que ver la cantidad de artistas que han proliferado en los últimos años. Cantantes como Karol G o Natti Natasha, entre muchos y muchas otras, que destacan más por su físico que por su talento en la música, elegidos y elegidas a conciencia por las productoras discográficas, expertas en saber distinguir a las gallinas de oro, aunque el canto no sea la mayor de sus virtudes.

karolg 600x338

Con una cara bonita vale

Del mismo modo, son muchas caras conocidas las que tras adquirir la fama, intentan estirar el chicle publicando algún single. No hace falta más que ver a personajes como Letizia Sabater. Sus temas no valen nada y en las redes la acribillan a mofas, pero ahí está, vendiendo discos y ganándose muy bien la vida.

Lluvia de palos a Kiko Rivera

También están los que se aprovechan del nombre y de la fama adquirida de nacimiento. Es el caso, por ejemplo, de Kiko Rivera. El hijo de Isabel Pantoja había encontrado su sitio en el mundo como dj. Pero parece que no tenía suficiente y decidió probar suerte en la música, tal y como hizo Chabelita. Algo por lo que se ha llevado una lluvia de palos en las redes.

Kiko acaba de publicar en su cuenta de Instagram un fragmento de su nuevo tema, y las críticas no se han hecho esperar. Apuntan que “no puede ser más garrulo” y que su tono de voz ha sido “retocado hasta la vergüenza”. “Jajaja, que más quisiera este que cantar así”, “Madre mía que ridículo”, “Vergünza ajena” o “Está muy acabado”, coinciden unos cuantos. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad