Felipe VI | EFE

El grave trastorno por el que Felipe VI ha ido al psicólogo en absoluto secreto

stop

El problema del esposo de la reina Letizia que no cuentan en la casa real

17 de junio de 2020 (13:10 CET)

La crisis del coronavirus en España no solo tendrá efectos en la economía, en el ámbito laboral o el sanitario. Muchos ciudadanos están pagando las consecuencias psicológicas de lo ocurrido en los últimos meses. Tanto los que han pasado la enfermedad como los que no la han padecido. Y es que son muchos los factores que actualmente afectan a los ciudadanos.

La falta de trabajo, las subidas de precios en los alimentos o las dudas sobre las pensiones que quedarán para el futuro, sumado a los peligros de contagiarse o a la angustia de tener que quedarse en casa durante tanto tiempo, ha provocado que las visitas al psicólogo se hayan acentuado en las últimas semanas.

Felipe VI acudió al psicólogo

Algo que conoce bien el rey Felipe VI. Y es que el Jefe de Estado también ha tenido sesiones con este especialista a lo largo de su vida. Empezó desde bien jovencito. Y no solo para afrontar el papel de rey de España, sino para superar el bullying que había sufrido en la escuela.

La reina Sofía traga saliva. “El niño es igualito a Felipe VI ...

Según explicó Jaime Peñafiel, Felipe padeció este problema que lamentablemente se sigue dando de forma asidua en muchas aulas de todo el mundo. Y es que el actual Jefe de Estado habría sido una víctima más de esta penosa práctica.

Felipe VI, víctima del bullying

Según reveló el cronista en la revista Pronto, el esposo de la reina Letizia había sufrido “vejaciones” por parte de sus compañeros en la escuela, que fue la misma donde estudian actualmente sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Por ejemplo, lo encerraron en un armario donde se guardaba la ropa. Algo que tuvo a medio colegio movilizado buscándolo. Por otro lado, en alguna ocasión Felipe “había vuelto llorando a casa después de no haber sido invitado a una fiesta de cumpleaños”. Entonces intervenía la reina Sofía para que finalmente sí pudiera asistir.

Y ojo, porque las burlas siguieron cuando acudió a la Academia Militar con 18 años. Entonces fue víctima de las típicas novatadas. “Le hicieron arrastrarse por el suelo como si fuera una serpiente o le hacían correr por la habitación común mientras el resto de alistados le tiraba objetos”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad