El “grave trastorno” de Lydia Lozano que no conocía nadie en Telecinco

stop

La colaboradora de Sálvame confiesa lo que le ha sucedido durante la cuarentena

Lydia Lozano

02 de mayo de 2020 (16:17 CET)

Lydia Lozano no ha vivido una de sus mejores semanas. La colaboradora abandonó Sálvame unos días antes de decretarse el estado de alarma tras sentir síntomas que podían significar coronavirus. Durante estas semanas ha tenido tiempo suficiente para reflexionar, sin embargo la casa se le ha hecho grande y ya ha regresado al espacio. 

La tertuliana estaba deseosa de volver al trabajo tras 35 días alejada de sus compañeros. La euforia se notó en el primer día. Durante este tiempo la periodista confiesa que ha hablado con su padre todos los días. Su progenitor, en quién se refugia, falleció hace años. “Yo cuando me acuesto hablo con él”, asegura. “Le digo: 'papá échame una mano, hombre, no ves que me están fastidiando...”. Lydia siempre ha confesado que es muy nocturna y prácticamente no duerme. “Hablo mucho con mi padre porque tengo insomnio y puedo pasarme toda la noche haciéndolo”.

Antes de decretarse el estado de alarma, la colaboradora pasó unas semanas muy duras en el trabajo. La tertuliana recibió el desprecio de sus compañeros tras recibir una noticia falsa sobre Rocío Carrasco y Rocío Flores. Recientemente Lydia Lozano se ha enfrentado a Alejandra Rubio con quién mantiene una polémica. 

Alejandra Rubio tomó la decisión de seguir los pasos de su abuela, su madre y su tía y dedicarse a la televisión, aunque su sueño en un primer momento iba encaminado a la moda. En Telecinco ha encontrado su hueco. En enero participó como colaboradora de La isla de las tentaciones y pocas semanas después recibió su segunda oportunidad en Viva la vida. 

lydia lozano

La colaboradora volvió a ponerse en el punto de mira tras unas declaraciones de Miguel Frigenti donde aseguraba que había hecho un comentario despectivo hacia Lydia Lozano. Alejandra estaba enfadada con ella porque dijo que le ponía ojitos a Suso Álvarez. 

Para la tertuliana a Alejandra “le falta tanto, tanto. Está muy cruda. Le diría que se baje de sus tacones y pise el suelo”, ha dicho. La periodista cree que no ha entrado con buen pie en el mundo de la televisión. Carece de humildad y su madre debería darle un toque de atención.  “Le falta mucha humildad. Tienes que tener a gente al lado que te diga: “¿Dónde vas? Anda en zapatillas por la tele y bájate de los tacones’”, ha expresado. 

En opinión de Lydia Lozano, Alejandra Rubio “va por libre y creo que no se identifica ni con la madre ni con la abuela”. El problema son sus redes sociales. “Ella se apoya en su Instagram y yo, a lo mejor, tampoco me bajaría de mis tacones si tengo mi cámara y digo lo que me dé la gana”. 

Lydia Lozano se muestra muy crítica con el papel de tertuliana televisiva de Alejandra Rubio. “No me dice nada en televisión”, ha declarado. La colaboradora de Sálvame cree que para Alejandra no es importante triunfar en televisión. “Han cambiado los tiempos. Ahora si se sale en un programa y tiene mala audiencia, no pasa nada porque les consuela tener un millón de seguidores en sus redes sociales donde, además, les pagan por anunciar”, expresa Lydia en su entrevista. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad