Antonio David Flores abraza a Rocío Flores

El grave trastorno contra el que lucha la hija de Antonio David Flores en secreto

stop

El colaborador de Sálvame está muy preocupado por Rocío Flores tras su salida de Supervivientes

27 de junio de 2020 (17:05 CET)

Antonio David Flores está muy orgulloso de los pasos que está dando su hija, pero también algo preocupado. El colaborador de Sálvame aceptó la propuesta de participar en GH VIP 7, con él Rocío Flores perdió el anonimato y se metió de lleno en los medios de comunicación. La joven demostró que se le da muy bien ponerse delante de la cámara. Mediaset estuvo muy satisfecha con los resultados de ambos. Por este motivo el ex guardia civil se ganó un puesto en Sálvame como tertuliano y la hija de Rocío Carrasco participó en Supervivientes 2020 llegando hasta la gran final. 

rocío floresrocío flores

El cambio que ha experimentado la concursante ha sido totalmente. Toda una aventura personal y un importante cambio físico. Antes de iniciar el reality, todos los concursantes se pesan y lo mismo una vez regresan a España. Rocío Flores ha conseguido adelgazar casi 16 kilos. Entró al concurso con un enorme complejo, ni tan siquiera se quitaba la camiseta para bañarse, pero finalmente decidió quitársela al verse mejor consigo misma. 

Rocío Flores se ve muy guapa y más segura. Ha perdido muchos miedos y complejos. No obstante, la hija de Antonio David podría recuperar esos kilos perdidos y no solo eso sino doblarlos debido al efecto rebote. Albert Barranco ya mostró como había engordado de nuevo semanas después de su concurso. Ella está muy preocupada e intenta cuidarse para no volver a ese peso tan preocupante. 

Sin embargo, Rocío Flores ha perdido uno de sus trastornos. Sufre ansiedad ante las grandes ciudades. Desde que se fue a vivir a Málaga tuvo una vida más sosegada, más pausada, sin embargo en Madrid era una adrenalina constante. La joven aseguró que tenía miedo al ritmo de la gran ciudad, le daba ansiedad. No obstante dadas las últimas imágenes parece que lo ha superado ya que debido a los compromisos profesionales que se le han abierto los ha superado. 

Lo único que no ha conseguido es dejar de fumar. En las últimas imágenes captadas haciendo sus gestiones en Madrid en compañía de su padre, Rocío Flores sostiene un cigarro, tanto a la entrada como a la salida. Para paliar esa ansiedad necesita fumar. Un trastorno al que le intenta poner cura. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad