El grave problema de Lydia Lozano que arrasa Sálvame al hacerse público

stop

La colaboradora del espacio es sometida a una gran presión y desprestigio

Lydia Lozano llorando

14 de febrero de 2020 (12:32 CET)

Lydia Lozano está siendo estas semanas la gran protagonista del espacio, todo a raíz del supuesto mensaje que recibió donde le confirmaban que Rocío Flores y Rocío Carrasco habían mantenido conversaciones secretas durante estos últimos meses. Algo que tanto Antonio David, padre de la joven, como la implicada, negaron rotundamente. Incluso la nueva concursante de Supervivientes tuvo un ataque de ansiedad y estuvo por abandonar el reality antes de empezar. 

La colaboradora quiso enseñar que sus palabras eran ciertas, sin embargo parece que le tendieron una trampa. El programa repasó todas las exclusivas que dio Lozano y que resultaron ser erróneas. Esto terminó de hundirla, pero aún más lo que opinan de ella sus compañeros. 

Al plató de Sálvame, los directores del programa, llevaron a Jesús de la Rosa, compañero de Lydia durante muchos años. En este contexto, Jesús de la Rosa asegura que su excompañera tiene un “problema de egolatría importante” y añade que esto la “invalida” para dar información.

El programa estaba dispuesto en acabar con Lydia Lozano, como con otras colaboradoras. Los tertulianos se sometieron a un rápido polideluxe donde respondieron a una pregunta relaciona con su compañera. Conchita, la poligrafista preguntaba a Kiko Matamoros  en el poli: “¿Consideras que hace años dejó de ser periodista para convertirse en show-woman?” El colaborador ha respondido que sí y dice la verdad, lo considera.

Además Matamoros afirmaba: "Creo que nunca ha sido periodista, creo que no tienen ni el título"De todas formas eso para trabajar en Sálvame no es muy necesario. 

Mila Ximénez ante la pregunta; ¿Opinas que en el fondo Lydia está encantada con el protagonismo que ha cobrado por su información falsa?; respondía que sí y el aparato confirmaba que decía la verdad.

Además la ex mujer de Manolo Santana aseguraba que “Lydia tiene un problema con el trabajo, se ha olvidado de su propia vida, vive como si fuera un plató continuamente” añadiendo que : “Se cree sus propias historias, alguien de su entorno debería hablar con ella muy seriamente”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad