Juan Carlos I

El grave accidente de Juan Carlos I con un Porsche que obliga a intervenir a los escoltas

stop

El percance más bestia del emérito al volante

04 de julio de 2020 (14:53 CET)

Ya te hemos hablado en Diario Gol de la pasión del rey emérito Juan Carlos I por los coches deportivos y por la velocidad. Son varios los modelos de gran cilindrada y alta potencia los que han pasado por sus manos. Que si Ferraris, que su Audis, que si Porsches… Vehículos con los que en más de una ocasión se había estampado.

Según las informaciones, le habría ocurrido con un Porsche 959, un 911 con tracción total, del que solo se fabricaron 825 ejemplares en todo el mundo y que le había regalado uno de sus amigos empresarios en 1988.

Porsche 959

Primer susto

Según este empresario, en una de sus escapadas, Juan Carlos "se cruzó con un ciervo y rompió el coche”. Un accidente que le habría costado a las arcas del estado 13 millones de pesetas, que fue lo que hubo que invertir para arreglarlo.

Pero los percances con este Porsche no terminaron ahí. El día de los Santos Inocentes de 1990 se publicó una información relacionada con un accidente sufrido camino de Baqueira. Y lo peor es que no iba solo. La infanta Cristina iba con él.

Segundo accidente

Según la versión oficial, Juan Carlos, junto a su hija Cristina, salieron de Madrid tranquilamente rumbo a los Pirineos, cuando en una curva perdió el control y se estrelló contra las vallas de protección.

Juan carlos accidente

Pocos minutos después habría apareció el escolta, que comprobó que todos estaban bien y permitiría que pudieran seguir con su viaje sin preocuparse de nada más.

Cabe decir que, según explicó un ex escolta en CAR, a veces era imposible seguir a Juan Carlos en circulación, y que tenía que disponer un grupo de escoltas cada 100 km para intentar seguirlo. Tan imposible era que finalmente tuvieron que disponer helicópteros para tenerlo controlado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad