El fichaje para salvar a Emma García y ‘Viva la vida’ de la ruina total

Emma García da la bienvenida a este colaborador como si nada hubiese pasado entre ellos después de su mes de ausencia

Fotografía: El fichaje para salvar a Emma García y ‘Viva la vida’ de la ruina total
Fotografía: El fichaje para salvar a Emma García y ‘Viva la vida’ de la ruina total

‘Viva la vida’, como era de esperar, analizaba el pasado sábado la entrevista de Kiko Rivera en ‘Cantora: la herencia envenenada’. La audiencia del espacio fue arrolladora, por este motivo el programa de Emma García intentó arañar unos puntos de audiencia con la visita de Irene Rosales y por supuesto lo consiguieron. Sin embargo, los primeros minutos del programa se los llevó otra persona.

Emma García presentaba los contenidos que iba a abordar el espacio y daba la bienvenida a los colaboradores preguntándoles un titular de la noticia del día. Entre los colaboradores habituales se encontraba misteriosamente Diego Arrabal. El paparazzi se marchó del espacio hace un mes tras sentirse estafado por la dirección del programa y ver que hay un trato de favor hacia las Campos.

Fotografía: El fichaje para salvar a Emma García y ‘Viva la vida’ de la ruina total

El tertuliano volvió al espacio como si nada hubiese pasado. Ni tan siquiera Emma García le dio la bienvenida. Nadie hizo referencia al regreso de Diego Arrabal, es como si hubiese estado todas las semanas en el espacio. Este regreso llega tras la marcha de Raúl Prieto de la dirección y con el fin del contrato de Karelys Rodríguez.

Diego Arrabal ha vuelto entre un clima de normalidad. Sin dar ningún tipo de explicaciones. Es como si se hubiese tomado unas vacaciones, pero es que ni tan siquiera le han preguntado como ha ido. Lleva colaborando con el espacio desde 2017.

Los nuevos directivos de ‘Viva la vida’ le habrían pedido expresamente a Diego Arrabal su regreso al espacio tras una importante bajada de audiencia desde su marcha y es que el colaborador es uno de los rostros clave. El paparazzi es como Kiko Matamoros a ‘Sálvame’, imprescindible.