El drama personal de Emma García que deja a España helada. Última hora

stop

La periodista y presentadora de Viva la vida muy preocupada por su compañera

emma garcía conecta con Mari Cielo Pajares

17 de marzo de 2020 (11:37 CET)

El caso de contagios por coronavirus sigue en aumento en España. Siendo el segundo país con más número de personas infectadas, por debajo de Italia, quién ha conseguido frenar la tendencia al alza tras sus restrictivas medidas. En España tampoco se puede salir de casa si no es estrictamente necesario y todo para evitar que el virus siga extendiéndose por todo el territorio. 

Los ciudadanos no pueden abrazasarse, ni tocarse, ni besarse, ni hablar a menos de un metro de distancia. Aunque muchos echan de menos la calle, también las relaciones. Incluso si alguien enferma de coronavirus con síntomas graves deberá ingresar en el hospital y nadie podrá estar con él o ella. Es la incertidumbre a la que se enfrentan muchas personas. 

Emma García y Marisa BlázquezEl pasado fin de semana en Viva la vida, Marisa Martín Blázquez, colaboradora del programa, le confesó a Emma García que no tenía noticias del estado de su madre, quién permanecía ingresada en el hospital. Su madre sufre de cardiopatía y el jueves pasado tuvo un episodio en el que se encontraba mal y fue ingresada en el Hospital de la Paz en Madrid. "Yo entiendo que están absolutamente desbordados y aun así están dando el 200%", confesaba la periodista.

"A mi madre la ingresaron en una sala de aislamiento porque no sabían si se debía a la cardiopatía o al virus, pero desde el jueves no tenemos noticias", contaba la veterana colaboradora de Mediaset, que está atravesando una difícil situación personal. Emma García mostró un rostro de preocupación, mientras Marisa contaba que esto le produce una gran intranquilidad. "Obviamente nos dijeron que no podíamos estar allí pero también que nos iban a informar puntualmente, y oficialmente no tengo ninguna noticia de ella". 

Emma García le preguntó si por lo menos pudieron hablar por teléfono con ella y Marisa negó con la cabeza. 

Marisa Martín Blázquez finalizaba su preocupante relato en directo diciendo que tenemos "una sanidad pública y privada maravillosa, probablemente la mejor del mundo", pero a veces ha opinado con sinceridad que "hace falta un poquito más"". 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad